“No corro, pero, a veces, hago cosas malas”, dice Barry Bigwood, el protagonista de esta historia. Un hombre con 75 años que ha hecho realidad su sueño: superar los 320 km/h con su Nissan GT-R de más de 1.200 CV.

Este sudafricano está muy orgulloso de su coche y no es para menos. Se trata de un Nissan GT-R de 2012 que lo llevó hasta Inglaterra en 2015 para realizarle una serie de modificaciones que incrementaron sustancialmente la potencia del motor japonés hasta una cifra capaz de competir con algunos hiperdeportivos actuales.

Un hombre con 75 años supera los 320km/h con su Nissan GT-R de 1.200 CV

Entre las modificaciones realizadas, destaca un nuevo cigüeñal, nuevas varillas y pistones que llevan al V6 de 3.8 litros hasta los 4.1 litros, capaz de estirarse más allá de las 8.000 vueltas. Además, los turbocompresores han sido preparados para funcionar con etanol. Todo esto lleva al GT-R a bombear la espectacular potencia de 1.216 CV.

Para gestionar tantos caballos, la transmisión del GT-R recibió también otras modificaciones, con nuevos engranajes y ejes que, según su dueño, es capaz de soportar hasta 2.000 CV.

Este doctor australiano acude a las emergencias en su Nissan GT-R para salvar vidas

Con esta configuración, Bigwood afirma que su GT-R es más rápido que un Bugatti, aunque no ha tenido la oportunidad de exprimir todo el potencial de su coche. Sin embargo, este año ha podido pudo poner su deportivo japonés a prueba a más de 800 kilómetros de su casa, en la pista del aeropuerto de Uppington que, con sus casi cinco kilómetros, permite algunas carreras de coche. Allí, este hombre de 75 años hizo realidad su sueó: alcanzó los 322 km/h al volante de su Nissan GT-R.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.