Si te gustan los road trip probablemente sabrás que, más allá de la Ruta 66, Estados Unidos alberga otras carreteras que son un escenario perfecto para este tipo de viajes. Una de ellas es la carretera que recorre la costa del Pacífico uniendo Los Ángeles con San Francisco. Un trayecto que, hoy en día es imposible llevar a cabo porque las lluvias torrenciales han hundido una parte de la Highway One de California.

Los coches abandonados de la Ruta 66

Conocida también como Pacific Coast Highway (PCH) recorre el litoral de la mano del Océano Pacífico. Cuajada de lugares turísticos y paisajes únicos, es una de las rutas predilectas de los estadounidenses y de los turistas que se dejan caer por allí. Sin embargo, unos y otros verán interrumpido su trayecto porque las consecuencias de las lluvias torrenciales sufridas en una parte de la Ruta 1 ya se han hecho patentes: una parte de la famosa carretera ha sido arrastrada al mar.

Highway One de California

Al sur de Monterrey

El Departamento de Transporte de California (Caltrans) ha publicado una serie de imágenes captadas por drones en las que podemos observar la parte de la carretera que ha colapsado. Un tramo que se encuentra ubicado en el Big Sur, una región poco poblada de California ubicada al sur de la península de Monterrey y donde las montañas de Santa Lucía emergen del Océano Pacífico.

Road trip desde Miami a bordo de un Ford Mustang V6 Convertible

Los daños provocados en el firme han provocado el cierre de esta parte de la ruta hasta nuevo aviso. Según el Caltrans, el Big Sur todavía está abierto y accesible desde el norte ya que el problema se encuentra en el otro sentido. Todos aquellos que acceden desde Ragged Point se encontrarán con que su viaje de 72 kilómetros se ha transformado en uno de 321 kilómetros.

Highway One de California

Algo recurrente

Lo cierto es que este no es un episodio aislado en la historia de la Highway One de California. Teniendo en cuenta que se trata de una carretera que transcurre al borde de multitud de acantilados, sufre de forma especial cuando llegan las fuertes lluvias o, incluso, los tifones. Así las cosas, la Pacific Coast Highway está acostumbrada a los cierres parciales o totales debido a los daños que causan estos fenómenos.

Las 10 mejores carreteras de Europa (y una de propina)

No en vano, en 2017 una parte de las laderas de Mud Creek colapsaron y hundieron parte de la Ruta 1 provocando que la carretera cerrase durante más de un año. Episodios recurrentes que han hecho que, en innumerables ocasiones, los vecinos de la zona llamen la atención sobre ello para que las autoridades pertinentes se planteen qué ocurrirá con el futuro de la Ruta 1.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.