Hubo un tiempo en el que los hyperdeportivos -término que aún no se empleaba por aquel entonces- no eran más que coches de carreras con matrícula. Claro ejemplo de ello es el Mercedes-Benz CLK GTR, uno de los retoños más especiales de la firma de la estrella que esta fabricó para poder homologar a su variante de competición.

El propietario más ‘loco’ de un Mercedes CLK GTR Roadster

Y es que las diferencias entre el coche de carreras y el de calle son ínfimas, lo que provoca escenas como la que hoy nos ocupa. Como podréis imaginar, el CLK GTR no es precisamente un portento del confort, y prueba irrefutable de ello es este vídeo en el que se nos muestra lo incómodo que puede resultar acceder a su interior.

Vídeo: así de complicado era entrar en el Mercedes-Benz CLK GTR

Lo primero de todo es su marcada aerodinámica y su reducido peso, elementos a los se les dio prioridad frente a la comodidad. De esta manera, el Mercedes-Benz CLK GTR presenta un monocasco de fibra de carbono que se extiende por doquier, complicando la tarea de entrar en su habitáculo.

Así ocurrió uno de los accidentes más escalofriantes de Le Mans

Además, tampoco ayudan sus pequeñas puertas, que liberan un espacio reducido para prácticamente cualquier mortal. Lo primero que tenemos que hacer es descalzarnos para hacer más sencilla la operación, sobrepasar la gran pieza de fibra de carbono y escurrirnos como buenamente se pueda al interior. Después tendremos que ponernos otra vez los zapatos dentro, que tampoco parece fácil.

Pero que todo sea por poder disfrutar de este unicornio de la automoción y, sobre todo, de su puesta a punto. Porque no debemos olvidar que el Mercedes-Benz CLK GTR cuenta en sus entrañas con un V12 de 6.9 litros capaz de desarrollar 612 CV y 775 Nm de par, cifras que lo catapultan hasta los 100 km/h en 3,8 segundos y permiten que alcance una velocidad máxima de 321 km/h.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.