Entre los diferentes preparadores especializados en modelos clásicos de Porsche, tenemos a Singer o a Porsche Classic para los más puristas. Sin embargo, para los que van un paso más allá y quieren que su nueveonce sea cuanto menos llamativo, Oil Stain Lab les propone unir un Porsche 911 -conoce su historia- y un Fórmula 1 para crear un coche de carreras definitivo. Te presento el Half11.

PRUEBA: Porsche 911 992 S Cabriolet

Aún en fase de desarrollo, el Half11 se muestran en el perfil de Instagram de Oil Stain Lab como unos renders digitales. Este “visionario automotriz”, como se describe en la biografía de la famosa red social, propone fusionar dos tipos de vehículos diferentes para crear un coche de carreras inspirado por los rapidísimos prototipos de Le Mans de la década de 1970.

Half11, un híbrido entre un Porsche 911 y un Fórmula 1

Half11

Tomando como base un Porsche 911 clásico, Oil Stain Lab propone cortar, literalmente, su carrocería por la mitad, justo a la altura de los pilares B para eliminar la sección posterior, incluido el motor. A este chasis se añadiría un nuevo chasis tubular donde descansaría el nuevo motor V8 y un eje posterior nuevo extremadamente ancho inspirado en los monoplazas antiguos de la Fórmula 1.

Los creadores detrás del Half11 desean mostrar qué hubiera pasado si Porsche Motorsport se hubiera centrado exclusivamente en el 911 a finales de los años 60. Según se informa desde Autoweek, Oil Stain Lab tendría listo el primer coche en un plazo que iría desde los 6 a los 9 meses. Se trata de una visión extrema de lo que puede ser un Porsche clásico y, como cualquier extremismo, creará fanáticos y detractores de semejante criatura.

Fotos: Oil Stain Lab (Instagram)

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.