PRUEBA: Porsche 911 992 S Cabriolet

La prueba del Porsche 911 992 S Cabriolet me ha hecho creer que la perfección sin techo existe. La versión descapotable mantiene el atractivo del coupé y su motor bóxer de 450 CV.