La moda camper no para de crecer y las marcas se están decantado por ofrecer cada vez más modelos preparados de serie. El último en sumarse la lista es la Ford Transist Custom Nugget, para cuyo desarrollo Ford ha contado con la ayuda del especialista Westfalia.

Cómo camperizar una furgoneta

Basado en la Transit Custom normal, el modelo ofrece bastantes posibilidades a sus clientes. Estos pueden elegir entre un techo de lona abatible o uno fijo duro, lo que altera de manera sensible la estética de la furgoneta, pero en ambos casos supone la capacidad de instalar una cama en el techo, lo que hace que puedan dormir hasta cuatro adultos en ella. La otra opción destacada es la de batalla normal o alargada, compartiendo ambas elementos como la cocina, pero siendo la segunda la más versátil ya que suma espacio de almacenamiento y un baño.

Ford Transist Custom Nugget

La Ford Transist Custom Nugget dispone de tres ambientes diferenciados: el dormitorio de la parte superior, el salón de estar principal (que se pliega para crear la segunda cama de matrimonio) y la cocina situada en la parte trasera. Ésta cuenta con una dotación muy completa, formada por un fregadero, dos fogones de gas, una nevera con 40 litros de capacidad y dos depósitos de agua de 42 litros cada uno, uno para la limpia y el otro para la usada, sirviendo el primero también para la ducha exterior.

6 campers para ir a la aventura sin problema

Por lo que respecta al salón, se forma una sala de estar gracias a un sofá con capacidad para tres personas y a los dos asientos delanteros, que pueden girar hasta 180 grados. En el centro se encuentra una mesa plegable.

La camper está disponible con dos variantes del motor diésel 2.0 EcoBlue, una de acceso con 130 CV y una más potente que alcanza los 170, que pueden combinarse con una caja de cambios manual o una automática. La marca estadounidense afirma que gasta 6,3 l/100 km y tiene unas emisiones de 165 g/km de CO2.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.