No podía ser otro coche deportivo que el pony car más famoso de todos los tiempos. Ford ha fabricado el Mustang 10 millones, y la unidad que ha salido de Flat Rock y que ha conseguido este hito histórico es un Mustang GT descapotable en color Blanco Wimbledon.

El coche que se ha llevado todos los honores, y que sigue aumentado la amplia historia del Ford Mustang, equipa un V8 de 460 CV y un cambio manual de seis velocidades, mismo motor que probamos en el Ford Mustang 2018. Rinde homenaje al VIN 001 -el primer Mustang serializado de 1964-, del que tampoco dista mucho, ya que también monta un V8 y transmisión manual, eso sí, con menos cilindrada -el clásico presumía de 4,7 litros-, más potencia -164 frente a 460 CV- y tres marchas más.

Jim Farley, presidente de Mercados Globales de Ford Motor Company, ha expresado: “Mustang es el corazón y el alma de esta compañía y uno de los favoritos en todo el mundo. Siento la misma emoción al ver a un Mustang rodar por una calle en Detroit, Londres o Pekín que sentí cuando compré mi primer coche, un Mustang coupé de 1966 que conduje a través de todo el país cuando era adolescente. El Mustang hace sonreír en cualquier idioma”.

La compañía de Detroit ha celebrado este logro con una destacada celebración en las oficinas centrales de Dearborn, así como en su planta de fabricación de Flat Rock. Tres aviones de combate Mustang P-51 de la Segunda Guerra Mundial y un desfile de Mustang se han encargado de dar el mayor espectáculo (aquí tienes las imágenes).

El Ford Mustang ha sido fabricado durante sus 54 años de vida en las plantas de Dearborn y Flat Rock, Michigan; San José, California; y Metuchen, Nueva Jersey.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.