Yellowstone es un parque nacional de casi 9.000 kilómetros cuadrados ubicado en los estados de Wyoming, Montana e Idaho (Estados Unidos). Situado en lo alto de un punto con actividad volcánica, el parque se caracteriza por su diversidad en flora y fauna, así como por la variedad de los terrenos que lo conforman y las variaciones climatológicas. Es por ello que, para circular por él, son necesarios vehículos todoterreno muy capaces. Hoy te presento al monstruoso Ford F-550 que utilizan en el Parque Nacional de Yellowstone.

Los 10 todoterrenos de serie más capaces

El vehículo en cuestión se utiliza para llevar el correo a las aproximadamente 120 personas que viven en diferentes zonas del parque. Por lo general, acceder a estos lugares solo es posible en motos de nieve durante la temporada baja, y hacer viajes de 250 kilómetros se vuelve una misión casi imposible. Los guardabosques son los encargados de hacer el trabajo, de realizar viajes de 250 kilómetros ida y vuelta dos veces en semana entregando suministros, equipos y correspondencia.

El monstruoso Ford F-550 del Parque Nacional de Yellowstone

Ford F-550 Parque Nacional Yellowstone

Para completar la misión es necesario un vehículo capaz de hacer frente a los diferentes obstáculos del camino. El equipo forestal del parque cuenta para ello con una camioneta Ford F-550 Super Duty de la generación anterior equipada con un motor diésel V8 Power Stroke de 6.7 litros. Esta mecánica genera al menos 300 CV de potencia y unos 900 Nm de par máximo.

Pero lo más destacado de este vehículo no es su motor, que se encuentra de serie, por cierto, sino el apartado dinámico. Los enormes neumáticos Michelin CARGOXBIB en medida 560/60 cubren unas llantas de 22,5 pulgadas y tienen una altura de 124 centímetros. También hay una larga lista de mejoras en el apartado dinámico para acomodar los gigantescos neumáticos todoterreno.

Ford F-550 Parque Nacional Yellowstone

Se ha instalado un eje Detroit Locker Super 60 en la parte delantera y un kit de elevación de 20 centímetros. Los soportes de la suspensión delantera han tenido que ser reubicados, mientras que la parte trasera cuenta con bloques Torklift Stableload para un mejor soporte de la carga. A su vez, encontramos unos guardabarros extendidos en más de 30 cm, evitando así que la nieve y el barro dañen la pick-up de Ford. Son guardabarros de polietileno, flexibles incluso cuando el termómetro marca menos de 0 ºC.

Otros elementos destacables son los escalones laterales para subir y bajar de la cabina, así como un parachoques delantero a medida. Este parachoques se ha diseñado específicamente para comprobar rápidamente el funcionamiento del motor y para integrar un gancho de remolque. Aunque cueste imaginar qué obstáculo haría que el Ford F-550 del Parque Nacional de Yellowstone quedará atascado

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.