Ya queda menos para conocer la próxima generación del Mini, uno de los utilitarios más icónicos del mercado. De momento, el Grupo BMW está realizando las pruebas dinámicas en el centro de pruebas de invierno que tiene la marca en Arjeplog, Suecia, sobre el hielo y la nieve del Círculo Polar Ártico. El próximo Mini eléctrico se pone a punto sobre el hielo de Laponia.

Vídeo: este MINI clásico equipa un motor eléctrico Tesla con 300 CV

El futuro Mini será totalmente eléctrico y ahora está completando un importante capítulo de su proceso de desarrollo con las pruebas de invierno en Laponia. El tren motriz eléctrico, la batería de alto voltaje, la potencia y la tecnología de carga de los prototipos ya están demostrando su capacidad a temperaturas extremas bajo cero, sobre carreteras cubiertas de nieve y lagos helados convertidos en pistas de prueba donde probar, perfeccionar y sincronizar todos los temas relacionados con la transmisión, la dirección o el chasis.

El próximo Mini eléctrico se pone a punto en Laponia

La quinta generación del Mini sigue su desarrollo y será la versión de tres puertas la encargada de estrenar la nueva familia Mini, un vehículo orientado a la diversión de la conducción totalmente eléctrica, aunque también se ofrecerá con un motor de combustión.

Mini Recharged: motores eléctricos para los Mini clásicos

El futuro Mini de tres puertas se complementará dentro de la nueva familia con el sucesor del actual Mini Countryman. También este año está previsto la presentación de un prototipo en forma de crossover para el segmento B-SUV.

Conducción dinámica y divertida

Mini eléctrico Laponia

La próxima generación del Mini continuará con el concepto de diversión de conducción urbana que ha tenido éxito durante más de 60 años. La electrificación ofrece a los diseñadores la oportunidad de pensar de forma diferente y crear nuevos puntos de partida para la combinación distintiva de Mini de estilo individual, atención al detalle, sentido de la tradición y pasión por la innovación.

Las características de conducción del nuevo Mini se perfeccionan en el centro de pruebas de invierno de Arjeplog. Con cada vuelta que da sobre nieve y hielo, los ingenieros de pruebas pueden ajustar con precisión el desarrollo espontáneo de la potencia del motor eléctrico, los sistemas de control para optimizar la tracción, el comportamiento en las curvas, las características de la suspensión y la amortiguación, así como el carácter del sistema de dirección y de frenado.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.