A menudo, las marcas retiran sus vehículos tras una larga vida comercial -no menos de 6 años y raramente superan la década- antes de introducir un sucesor totalmente renovado y actualizado. Pero, en raras ocasiones, otros mercados reciben estos productos con ligeras modificaciones, como es el caso del Nanjing Eagle y Soyta, los SEAT Ibiza de primera generación que se vendieron en China hasta bien entrada la década del 2000. Un caso similar es el del Peugeot 206 que siguió a la venta en China, pero con frontal Citroën.

Coches antiguos en España que se siguen vendiendo en otros países

El ya antiguo Peugeot 206 resultó ser todo un éxito comercial en España. Fue lanzado al mercado en el año 1998 y tenía como objetivo reemplazar al mítico Peugeot 205. Estuvo en activo hasta el año 2009, cuando pasó a denominarse 206+ y a comercializarse en paralelo a su sucesor, el 207, como un modelo de bajo coste ligeramente rediseñado ubicado entre éste y el 107 de menor tamaño en la gama de modelos. Su comercialización en Europa finalizó en el año 2013, aunque al otro lado del planeta continúo unos años más en activo en una extraña fusión entre Peugeot y Citroën, pero fabricado bajo licencia Dongfeng-PSA (DPCA).

El Peugeot 206 se vendió en china, pero con frontal Citroën

 Dongfeng-Citroën C2
Dongfeng-Citroën C2

Con el nuevo nombre de Dongfeng-Citroën C2, el 206 chino fue la gran apuesta comercial de Citroën para atraer al público joven. Lo cierto es que el Peugeot 206 ya se comercializaba en China, y gozaba de una buena aceptación, pero Citroën no lograba captar la atención de los compradores más jóvenes, en gran parte debido a una cartera de productos ligeramente obsoleta, como el ZX que estuvo en activo durante décadas gracias al país asiático.

Por ello, la opción más rápida, y también más económica, era la de adaptar el 206 al estilo de Citroën y comercializarlo en China. De este modo, Dongfeng y Citroën trabajaron para rediseñar ligeramente el 206, optando por un frontal que combinaba el estilo del Citroën C3 de segunda generación con el del primer C4. Así, los compradores encontraban faros más grandes, la parrilla característica de la época, un parachoques demasiado grande para las proporciones originales del 206, llantas de Citroën y una zaga con un parachoques rediseñado y unos faros más grande, aunque claramente partiendo de las formas de los pilotos traseros del utilitario de Peugeot.

Dongfeng-Citroën C2
Dongfeng-Citroën C2

Dentro no fueron tan ‘radicales’ con los cambios, ya que tan solo se rediseñó el volante -o cambió por uno de Citroën, directamente-. Y ahí terminaron los cambios en el habitáculo. Todo en el interior, desde el salpicadero o el cuadro de instrumentos, hasta los asientos o la consola central, era en esencia del 206. El Dongfeng-Citroën C2 acababa de nacer y era el momento de llevarlo a los concesionarios.

Versión deportiva e incluso una variante crossover

Dongfeng-Citroën C2
Dongfeng-Citroën C2 VTS

Para ello, se confeccionó una gama de motorizaciones compuesta únicamente por un motor de gasolina de 1.4 litros y 75 CV de potencia. Eso en 2006, ya que en 2008 llegaría una variante de carácter más deportivo y prestacional, denominado C2 VTS (sí, como el modelo europeo), que apostaba por el motor 1.6 litros de 16v y 110 CV de potencia. Esta versión incluía nuevos parachoques y llantas de mayor diámetro, así como las placas identificativas ‘VTS’ en las puertas delanteras.

Coches fabricados por marcas que no producen automóviles

Pero no todo en el Dongfeng-Citroën C2 era una copia barata de los productos de PSA, ya que se innovó hasta el punto de introducir en 2012 una versión campera de estilo crossover, el C2 Cross. Aunque compartía las llantas con los modelos VTS, adoptaba unas protecciones simples en los bajos de la carrocería, tanto de plástico como de efecto metálico en ambos parachoques, así como barras longitudinales en el techo y unos pilotos traseros de color rojo. No se modificó la altura de la carrocería ni se incluyeron cambios mecánicos. Tampoco hubo una versión con tracción a las cuatro ruedas y solo estuvo en activo un año, lo que lo hace aún más raro dado el reducido volumen de ventas.

Dongfeng-Citroën C2
Dongfeng-Citroën C2 Cross

Al final de su vida comercial, en 2015, el Dongfeng-Citroën C2 había logrado encajar en el mercado chino, había atraído a compradores más jóvenes, gozó de una aceptación razonable y, aunque no había alcanzando el éxito del 206, sirvió para que Citroën ganara una mayor presencia en China.

Fuente: ChinaAutoWeb

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.