Líneas de superdeportivo de carreras, proporciones de urbano y tecnología 100% eléctrica. Esa es la receta que los de Martorell han metido en la coctelera… y lo que les ha salido el Cupra UrbanRebel, un radical prototipo con un vistosísimo alerón que pondrá los dientes largos a los amantes de los ‘hot hatchbacks’. Sobre todo, sabiendo que no es un mero ejercicio de estilo, sino que avanza el lenguaje de diseño del que será un modelo de producción que llegará en 2025.

Como ya te adelantábamos hace unos días, este concept se ha ido desvelando por partes unos días antes del Salón de Múnich, donde se presentará ‘en carne y hueso’. Y hoy ya tenemos muchos más detalles (amén de unas cuantas fotos con luz) sobre este coche que desafía los conceptos que tenemos de movilidad eléctrica urbana. Un diseño que, según dicen, se inspira en los videojuegos, pero más en el Need for Speed que en los Sims, por lo visto.

Cupra Urban Rebel frontal

En el frontal, Cupra habla de una ‘nariz de tiburón’ definida “mediante el empleo de una superficie negativa”. Pero desde luego, lo que más llama la atención es el voluminoso paragolpes con una gran entrada de aire central y un splitter. Todo lo cual se enfatiza con unos faros triangulares muy agresivos.

Vemos otra toma de aire en el techo, y el lateral también es bastante dramático, con grandes taloneras. Además de que se busca una continuidad entre el parabrisas y las ventanas, para “ofrecer el efecto de un techo flotante”, apunta la marca. En cualquier caso, está claro que la guinda la pone la vista trasera. Ese gigantesco alerón, cuyo contorno sigue una fina franja de luces led que componen el grupo óptico trasero (junto al logo de la marca, iluminado) se convierte en el absoluto protagonista del utilitario picante. Y, por debajo, un no menos enorme difusor completa el panorama.

Cupra Urban Rebel trasera

A todo ello hay que sumarle una pintura que emplea “partículas cinéticas” para dar mayor movimiento a la superficie a medida que la luz se desplaza sobre ella, según explican. Las dimensiones, eso sí, se escapan algo del segmento de los urbanos y entran de lleno en el de los utilitarios. De hecho, este prototipo mide 4.080 mm de largo, y tiene una anchura de 1.795 mm y una altura de 1.444 mm. Con lo que se sitúa algo por encima del Ibiza (4.060 mm de longitud por 1.780 mm de ancho).

El fabricante español asegura que así se “insinúan” las proporciones del futuro modelo de producción. Aunque, en un esfuerzo, seguramente, por contener nuestras esperanzas, también indican que “muchos de los elementos que incorpora” el ‘concept’ cuentan con “un diseño más marcado” que el que tendrá el coche definitivo, “para ofrecer un carácter más radical”. No pasará, por tanto, como con el Formentor (prueba), que llegó a fábrica con muy pocas variaciones respecto al prototipo.

CUPRA Tarraco: ocho misteriosas unidades se matricularon en julio

Del apartado mecánico, conocemos solo que su motor 100% eléctrico entrega 250 kW (335 CV) de potencia continua, y alcanza hasta 320 kW (429 CV). Con lo que consigue ponerse de 0 a 100 km/h en apenas 3,2 segundos.

“El Cupra UrbanRebel Concept integra elementos propios del mundo de los videojuegos”, asegura el director de Diseño, Jorge Díez. Y Wayne Griffiths, CEO de la compañía, destaca que este el vehículo eléctrico pensado para la urbe es un proyecto estratégico clave”. No solo para Cupra, sino “también para el Grupo Volkswagen”. Y recuerda que el objetivo es que la planta de Martorell fabrique más de 500.000 urbanos eléctricos al año para las diferentes marcas.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.