Sólo unas horas después de levantar la decimoquinta Champions League, el club blanco anunció el fichaje que tanto ansiaba la dirección y la afición. Kylian Mbappé vestirá la camiseta del Real Madrid las próximos cinco temporadas. Lo que no hará, de momento, es conducir los coches que utilizan los jugadores del conjunto merengue.

Desde 2022, el Real Madrid tiene un acuerdo con BMW por el cual la marca alemana cede varios de sus vehículos más exclusivos a la plantilla y dirección del club. Para esta temporada que acaba de terminar, los jugadores eligieron varios modelos con la etiqueta CERO emisiones para realizar sus trayectos diarios hasta la Ciudad Deportiva de Valdebebas, como el i4 M50, el nuevo i4 eDrive35, el XM, el iX M60 y el iX xDrive50.

Mbappé no va a conducir estos coches en el Real Madrid

Mbappé Real Madrid

Sin embargo, la nueva estrella del Real Madrid no va a conducir ninguno de estos coches ni tampoco los que BMW entregue a la plantilla la próxima temporada. La razón es muy sencilla: Mbappé no tiene todavía el carné de conducir. A sus 25 años, el delantero francés ya podría tener el permiso de conducir desde hace siete años, ya que en Francia la edad mínima para ello es también 18 años, como en España.

Los BMW que han elegido los jugadores del Real Madrid de baloncesto

Es un caso, sin duda, extraño, pero tiene un porqué. Mbappé firmó con su anterior equipo, el Paris Saint-Germain, cuando tenía 18 años, procedente del Mónaco. En aquel momento, el club parisino incluyó como parte del contrato un chófer a su entera disposición, un guardaespaldas y un cocinero exclusivos.

La intención del PSG era que el jugador tuviese un chófer hasta que se sacase el carné. De hecho, el equipo galo inscribió al jugador en varias autoescuelas de París, pero nunca prestó demasiado interés por sacárselo. ¿Se lo sacará ahora en España?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.