Aunque la ITV sigue siendo polémica entre la comunidad de conductores, lo cierto es que sirve para detectar anomalías en vehículos que siguen circulando por las carreteras, lo que eleva el riesgo potencial de provocar un accidente de tráfico. Para evitar que esto suceda, la Inspección Técnica de Vehículos se encarga de revisar cada vehículo de calle en busca de desperfectos o fallos graves que comprometan la seguridad de sus ocupantes y de otros usuarios de la vía pública.

Esto, por supuesto, se puede evitar si un coche ha tenido los cuidados necesarios y el mantenimiento recomendado por el fabricante, lo que sin duda asegura que el vehículo estará en buen estado y pasará la ITV sin objeciones. Claro que es posible que incluso un coche bien mantenido presente alguna anomalía que suponga un suspenso en la prueba de la ITV, aunque en estos casos se debe interpretar como un aviso para reparar el coche y devolverlo a su estado original.

Así de bien está este BMW X3 de 2003 con 250.000 kilómetros recorridos

También hay casos como el que protagoniza este artículo. El perfil de Instagram @itvdeltiktok nos muestra el caso de un coche con 21 años de antigüedad y 250.000 kilómetros recorridos que se encuentra en tan buen estado que incluso sorprende a un inspector de la ITV. El coche en cuestión es un BMW X3 (prueba) de primera generación que se lanzó al mercado en el año 2003.

Dejando a un lado este detalle, el inspector de la ITV nos muestra en qué estado se encuentran los bajos del SUV de BMW. “El tren trasero está prácticamente nuevo”, señala el inspector mientras matiza que “la ITV la ha pasado sin problemas”. El coche no presenta fugas ni rezumes, todo está en su sitio y, a pesar del kilometraje, está bastante limpio.

La DGT puede dar de baja los vehículos que lleven 10 años sin pasar la ITV

“El motor no tira ni una gota de aceite”, apunta el técnico de la ITV, mientras nos muestra en el vídeo que el cubre cárter está en perfecto estado, al igual que el tren trasero, incluyendo rótulas y pinzas de freno. Incluso los fuelles de transmisión se ven en buen estado, sin roturas ni fugas, además de que el coche ha sido equipado con neumáticos nuevos recientemente. “Se nota que a este coche le han hecho un buen mantenimiento”, añade el inspector. No te pierdas el vídeo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.