¿Cuáles son los modelos que conforman la colección de coches del príncipe Alberto de Mónaco? El hecho de tener una gran fortuna, como es el caso, suele ir asociado a disponer de un garaje de ensueño, como también es el caso. Por eso, en esta lista te mostramos los vehículos más destacados con los que cuenta el príncipe Alberto II. ¿Con cuál de ellos te gustaría quedarte?

McLaren Artura

coches príncipe alberto mónaco

Es verdad, no sabemos si este McLaren forma parte de la colección de coches del príncipe Alberto de Mónaco. Pero de lo que sí estamos seguros es de que lo ha conducido y lo ha disfrutado. ¿Que por qué lo sabemos? Pues porque le vimos a sus mandos hace menos de un mes.

Tuvo la ocasión de ponerse a sus mandos en la vuelta de honor inauguran del Gran Premio de Mónaco de este mismo año. Normal, por otra parte, teniendo en cuenta que dispone de un propulsor con 680 CV de potencia y un peso de tan solo 1.495 kg. Seguro que ya ha reservado uno para sí mismo.

Renault Floride

coches príncipe alberto mónaco

A mediados del siglo pasado, la gama de Renault ofrecía un pequeño modelo descapotable llamado Floride. Tenía un diseño muy atrevido y, en el caso de la unidad que forma parte de la colección de Alberto de Mónaco, data del año 1959. Todo un clásico del país galo.

Los coches del Rey Felipe VI: la colección de Su Majestad

Es curioso, porque según declaraciones del príncipe a AutoBild, hay una anécdota curiosa con este modelo. "En 1975 volvía de un cumpleaños en el Floride con mi hermana. Conducía ella, que acababa de sacarse el carnet. Yo iba en el asiento del acompañante. Tuvimos una avería y no pudimos volver a arrancar, así que tuvo que venir a recogernos el personal de palacio".

Fiat 500 Jolly

coches príncipe alberto mónaco

El Fiat 600 Jolly que forma parte de la colección de coches del príncipe Alberto de Mónaco también es del año 1959. Un modelo de Fiat basado en el mítico 600, pero con una carrocería de lo más llamativa, pues no contaba con puertas y la tapicería estaba realizada en mimbre.

Además, hay que tener en cuenta también que la parte superior del parabrisas no está protegida, y que las protecciones metálicas son también muy características. Sin duda, un coche que evoca a vacaciones. No en vano, según Alberto de Mónaco, "cuando veo el Jolly pienso en el verano". No nos extraña.

Volkswagen Golf GTI

coches príncipe alberto mónaco

Han existido numerosas y excitantes versiones de este compacto deportivo alemán. Sin embargo, el príncipe de Mónaco cuenta con una de las unidades que forjaron el principio de la historia del Volkswagen Golf GTI: un ejemplar de la primera generación que fue muy disfrutado, según ha contado.

De hecho, antes tuvo otro Golf, pero no en esta variante. Pero después de conducirlo, "dos o tres años más tarde me hice con un Golf GTI que me dio muchos momentos de diversión". Y es que sus algo más de 100 CV de potencia cundían mucho para su época... y su peso.

Los coches de Juan Carlos I: el buen gusto del Rey emérito

Porsche 928

coches príncipe alberto mónaco

Después de disfrutar un tiempo con el compacto alemán, "para probar", fue un Porsche el que entró en la colección de coches del príncipe Alberto de Mónaco. Concretamente, un 928, que se trató de un adelantado a su tiempo. No hay más que atender a las declaraciones del príncipe.

"El Porsche es uno de los mejores coches que he tenido. Todos se fijaban entonces en el 911. Pero en el 928 siempre me sentí seguro, porque era grande y se conducía realmente bien. No te dabas cuenta de lo rápido que ibas", dijo en su día sobre este deportivo alemán.

Tesla Model S

coches príncipe alberto mónaco

A Alberto de Mónaco le gusta hablar sobre la movilidad del futuro, libre de emisiones, y además predica con el ejemplo, pues no se cierra a nada. Por eso no es de extrañar que durante su vida cotidiana conduzca un Model S. Este vehículo de Tesla es, por supuesto, y como todos los de la firma estadounidense, 100% eléctrico.

Los Ferrari del Sultán de Brunéi

Incluso dice que "todos en la familia disfrutamos en el pasado de estos coches fantásticos (refiriéndose a los del resto de su colección) y fuimos privilegiados por poder conducirlos. Pero ahora veo esos motores tradicionales como eso: algo del pasado. Por eso los tenemos en el museo, para poder admirarlos y, como mucho, dar una vuelta de vez en cuando".

Lexus LS 600h

coches príncipe alberto mónaco

El último de los modelos de coches del príncipe Alberto de Mónaco también deja entrever que se preocupa por la movilidad sostenible y por la electrificación en los vehículos. En su flota hay un Lexus de gran tamaño, un LS 600h. Una berlina de auténtico lujo que le acompañó en un día muy especial.

Y es que este japonés fue el modelo que utilizó en su enlace con Charlene Wittstock en el año 2011. Según cuenta, muchos se extrañan de que en dicho evento fuese en un Lexus, pero comenta que él nunca ha utilizado un coche como símbolo de estatus ni para presumir.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.