Todos recordamos el pasado, o casi todos, con una nostalgia especial. No por nada se dice esa frase de 'cualquier tiempo pasado fue mejor'. Ahora bien, hay ocasiones en las que esto es muy cierto, como pasa con estos coches de los 90. Modelos que merecen ser recordados de estricta serie, y no con algunas modificaciones realizadas por sus propietarios:

Toyota Supra

coches de los 90

No era posible realizar una lista con los coches de los 90 que no merecen una modificación con el modelo japonés más famoso de la época, el (prueba) Toyota Supra A80 de mediados de la década. Su aparición en la saga de películas de A todo gas le hizo introducirse de cabeza en el mundo del tuning.

Es por eso que se vuelve todavía más importante preservar las unidades que están de estricta serie, sin ninguna modificación. Unidades que seguirán aumentando de valor a lo largo de los próximos años, especialmente cuando el nuevo GR Supra, aun siendo un coche impresionante en todos los sentidos, es para muchos 'petrolheads' un BMW con el logo de Toyota.

Honda NSX

coches de los 90

Al NSX anterior al último se le conoce popularmente como el 'Ferrari japonés'. Un Honda que demostró que la firma japonesa también podía fabricar un superdeportivo con todas las de la ley. Además, su diseño era espectacular, con su forma de cuña tan de moda en la época y los faros escamoteables en su morro.

10 coches extraños de los 90 de los que pocos se acuerdan

Y aunque el actual es un deportivo fantástico, el Honda NSX de los 90 nos emocionó como pocos lo han hecho. Lo cierto es que tenía un motor central bastante simple, pero también fiable. Un V6 de más de 250 CV que, unido a su estética, hace que merezca ser conservado de serie.

Bugatti EB110

coches de los 90

Es más que posible que estés acostumbrado a ver a este Bugatti en color azul, en vez de en el amarillo de la foto superior. Pero sea como fuere, el EB110 es un coche para recordar sin ninguna modificación. Tenía un chasis de fibra de carbono y un sistema de tracción total, y estaba repleto de tecnología.

Antes de que la marca se convirtiera en sinónimo de mostruosos motores W16 de 8,0 litros de cilindrada, el EB110 montaba un V12 muy común en la época. Desarrollaba algo más de 600 CV de potencia, lo que le llevó a registrar una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos.

Porsche 911

coches de los 90

Todo el mundo conoce la historia del Porsche 911. Y si no es así, debería, pues estamos hablando de uno de los modelos más icónicos de toda la historia de la automoción. La variante Carrera RS fue fabricada con un solo propósito: poder ir más rápido en él que en cualquier otro de sus competidores.

Por lo tanto, la marca alemana fabricó un coche lo más liviano posible. También era bastante más potente que la versión estándar del 'nueveonce', y teniendo en cuenta que tampoco se fabricaron demasiadas unidades, ¿qué mejor idea que dejarlo de serie? Un coche histórico.

Mitsubishi Lancer Evolution

coches de los 90

Aunque ahora no esté demasiado relacionada con modelos deportivos, la firma japonesa Mitsubishi fabricó uno de los mejores coches de los 90 en este sentido. Una leyenda no solo de las calles, sino también de los rallyes. Por supuesto, me estoy refiriendo al Mitsubishi Lancer Evolution VI Tommi Makinen Edition.

Una versión que rindió homenaje al famoso piloto de rally, tarea que hizo realmente bien. Es una de las berlinas deportivas más cotizadas de su época, un icono. Cuenta con tracción a las cuatro ruedas, un comportamiento de lo más radical y 280 CV de potencia.

Lamborghini Diablo

coches de los 90

El Diablo es otro de esos coches que supusieron un antes y un después en el devenir de una marca de automóviles, en este caso Lamborghini. Uno de los grandes éxitos de la década de los 90. Con tal solo mirarlo una vez, todo el mundo piensa (o debería) que es mejor dejarlo de serie. No tocar nada.

Los mejores coches de los 90

En el año 1999 la firma italiana presentó el Diablo GT, diseñado para participar en diferentes competiciones. A pesar de parecerse mucho a un Diablo 'normal', pesaba unos 65 kg menos, y esto le llevó a registrar una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3,7 segundos, gracias también a su potencia de casi 550 CV.

Dodge Viper

coches de los 90

El último vehículo de este ranking de coches de los 90 que merecen ser preservados tal y como salieron del concesionario es el (prueba) Dodge Viper. Un modelo de lo más 'noventero' por diseño y por filosofía. Un deportivo realmente difícil de conducir al límite con cierta pericia.

A lo mejor debes pensar en este estadounidense como en el DeLorean en la década de los 80, pues fue un icono comparable. Su motor V10 de 8,0 litros de cilindrada fue sorprendente, y le convirtió en un símbolo de la historia de la automoción. Así que debe ser tratado como tal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.