Todo aquel al que le gusten los coches recuerda con cariño los deportivos míticos de los 80 y los 90 como si fuera ayer. Sin embargo, hay otros modelos que pasaron sin pena ni gloria por el mercado y que, por ende, no son tan recordados. Además, son algo raros. Y precisamente en este artículo hemos reunido varios de los coches extraños de los 90 de los que nadie (o casi nadie) se acuerda:

Ford Cougar

coches extraños de los 90

El Ford Cougar fue el sucesor del Ford Probe, que también tienes en esta lista de coches extraños de los 90. Un coche con un diseño cuyas proporciones eran raras y que tenía unos grandes motores de gasolina que hacían que gastase muchísimo combustible. Solo duró unos pocos años a la venta.

Honda CR-X del Sol

coches extraños de los 90

Es posible que hoy en día el Honda CR-X del Sol fuese uno de esos coches deportivos baratos con los que todos sueñan. Sin embargo, en los 90 no fue tan popular como se esperaba. Tenía una imagen atractiva gracias a su carrocería de tipo Targa y disponía de motores entre 100 y 160 CV.

Mazda MX-3

coches extraños de los 90

El Mazda MX-3 está basado en el extinto 323, pero tiene un carácter más deportivo. Llegó a existir una versión V6 de 1,8 litros de cilindrada. Tenía una potencia de 130 CV y un par motor máximo de 156 Nm. No obstante, este modelo es de los más olvidados de entre los coches extraños de los 90.

Chrysler Neon

coches extraños de los 90

También comercializado bajo la marca Dodge, el Chrysler Neon fue una berlina compacta que nació a mediados de los 90. Sus primeras generaciones destacaban por tener un diseño muy juvenil y desenfadado, si bien su calidad no era un referente, ni mucho menos. Tuvo motores cuya potencia oscilaba entre los 115 y los 150 CV.

Subaru SVX

coches extraños de los 90

¿Sabías que una vez existió un Subaru llamado Subaru SVX? Es un coupé de la década de los 90, pero tan solo llegaron medio centenar de unidades a nuestro país. Puede ser considerado un clásico moderno desde ya, y bajo el capó contaba con un motor de seis cilindros con 230 CV de potencia.

Renault Sport Spider

coches extraños de los 90

¿Quién dice que la firma francesa no sabe construir deportivos? El Renault Sport Spider se suele olvidar a la hora de nombrar los coches más excitantes, pero fue fabricado con el único propósito de hacer disfrutar a su conductor. Sí, es uno de los coches extraños de los 90 que se han olvidado, pero tiene 150 CV... para mover solo 930 kg.

Fiat Coupé

coches extraños de los 90

El Fiat Coupé fue un pequeño deportivo que se comercializó entre 1993 y el año 2000. Ha sido uno de los grandes aciertos del diseñador Chris Bangle, con una imagen muy atractiva y original... aunque algo atípica. ¿El motor más interesante? Un 2.0 20V Turbo con 220 CV de potencia.

Rover 800 Coupé

coches extraños de los 90

El Rover 800 Coupé fue la versión de dos puertas del sedán británico. Nacido fruto de una colaboración con Honda, incluso montó un motor V6 de la firma japonesa. Fue bastante exitoso en el Reino Unido, pero no tanto fuera de él. En la actualidad la marca ya no existe, pues desapareció hace ahora unos 15 años.

Volvo 480

coches extraños de los 90

El Volvo 480 es un modelo coupé de la firma sueca que ya tiene casi 35 años de edad. Destaca su diseño, con unos faros escamoteables en el frontal y unos grupos ópticos unidos en la zaga. Además, supone un hito para la marca escandinava, ya que se convirtió en su primer vehículo con tracción delantera.

Ford Probe

coches extraños de los 90

El Ford Probe cierra esta lista, un modelo típico de la época. Coupé con unas líneas muy fluidas y en cuyo morro brillaban unos espectaculares faros escamoteables. Utilizaba una plataforma de Mazda y tenía tracción delantera, algo que motivó que muchos puristas desestimasen su compra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.