Citroën celebra su centenario. En 1919, concretamente el 4 de junio, nació la marca de los chevrones. Desde entonces todos sus modelos se han caracterizado por un diseño rompedor y una tecnología útil, pero sobre todo por el máximo confort a bordo. La comodidad ha sido su seña de identidad desde entonces, mejorando y perfeccionándola durante estas diez décadas.

El confort lo lleva inscrito en su ADN. Pero hoy en día no solo se trata de una suspensión cómoda o unos asientos mullidos, también de habitabilidad, insonorización, ergonomía, luminosidad y conectividad. Y eso se ve reflejado en su programa ‘Citroën Advanced Comfort‘, donde no solo es el conductor el que disfruta de ese bienestar dentro del vehículo, también lo hace el resto de pasajeros. El claro ejemplo lo tenemos en los dos últimos modelos lanzados por la compañía: el Citroën C4 Cactus y el C5 Aircross.

Los 65 coches que subasta Citroën de su colección

Pero centrémonos en ese efecto de “alfombra voladora” que comparten la gran mayoría de los automóviles firmados por Citroën. La suspensión hidroneumática llevó el placer a cotas superiores en el Tiburón, GS, CX, SM, BX, XM, Xantia, C5 y C6. En la actualidad son los amortiguadores progresivos hidráulicos los que suponen un paso más hacia el máximo confort. Éstos, que tienen una mayor longitud de extensión, son equipados en el C4 Cactus y el C5 Aircross. Asimismo, cuentan con un tope hidráulico y un líquido, elementos que en los trabajos de compresión no producen efecto rebote al no tener que llegar al tope mecánico.

Los productos lanzados por Citroën también se han caracterizado por la comodidad de sus asientos. Tanto el C4 Cactus como el C5 Aircross presumen de ello gracias a una tecnología que permite una mejor postura y un mayor confort dinámico y postural. El cuerpo del asiento tiene más densidad de espuma y menos de aire. Además, adopta un material de acogida de tipo viscoelástica, con lo que se adapta al cuerpo.

La firma fundada hace 100 años por André Citroën sigue fiel a sus principios gracias al ‘Citroën Advanced Comfort’. ¿Cuál será el siguiente paso?

La historia del Citroën 2CV: el coche del pueblo francés

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.