Citroën C4 Cactus 2018: el superventas se renueva

Citroën C4 Cactus 2018

Uno de los modelos de Citroën que ha sabido calar hondo en el mercado en los últimos años, pese a ser cuestionado por los más detractores por su diseño, acaba de ser renovado. La compañía de los dos chevrones ha revelado el Citroën C4 Cactus 2018 y está lleno de novedades, no solo a nivel estético, donde ha recibido diferentes cambios, sino que estrena suspensión, un nuevo propulsor de gasolina y diferentes asistentes a la conducción y de seguridad.

Debemos empezar por el exterior del renovado Citroën C4 Cactus (prueba), donde encontramos que los famosos Airbumps laterales han sido recolocados justo por encima de los umbrales y son más pequeños que los del modelo prerrestyling. Además, los parachoques delanteros y traseros han sido rediseñados junto a sendos grupos ópticos, que ganan tamaño y permiten que presente un diseño mucho más limpio. Por su parte, la compañía de los dos chevrones ofrecerá hasta 31 combinaciones de colores exteriores diferentes y una gama de cinco llantas de aleación.

Citroën C4 Cactus 2018

Mientras que el interior no presenta cambios tan profundos, se ofrece con cinco ambientes diferentes: serie, Metropolitan Red, Wild Grey, Hype Grey y Hype Red. Por otro lado, el nuevo C4 Cactus 2018 incluye el sistema de frenada de emergencia autónoma, reconocimiento de señales de tráfico y un sistema de advertencia de atención al conductor como parte del equipamiento, junto al monitoreo de punto ciego, asistente al estacionamiento y una cámara de visión trasera. El sistema de información y entretenimiento está comandado por una pantalla táctil de siete pulgadas.

Una de las principales novedades que han sido equipadas en el nuevo C4 Cactus, que se produce en el España, en el Centro de Madrid, en exclusiva para todo el mundo, es la nueva suspensión Progressive Hydraulic Cushion (PHC) de la compañía, la cual permite al C4 Cactus 2018 ser el primer modelo europeo en ofrecer esta suspensión.

Citroën C4 Cactus 2018

El sistema debutó en el Citroën C5 Aircross y su objetivo en el C4 Cactus, que es más asequible, es ofrecer una conducción más cómoda y suave a través de un conjunto de amortiguadores hidráulicos secundarios en cada rueda que reemplazan a los topes convencionales. Citroën ha optado por un conjunto más cómodo de muelles y amortiguadores, mientras que los asientos han sido rediseñados con espuma de alta densidad para un mayor grado de confort.

Por último, la gama del Citroën C4 Cactus 2018 estará complementada por una nueva opción de motor de gasolina, la unidad de 1.2 litros PureTech de 130 CV, un bloque que ya se ofrecía hasta ahora en el modelo con potencias de 82 y 110 CV. También debuta ahora un motor diésel 1.6 BlueHDi de 100 CV.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here