Diseñado por John Hugenholtz (el mismo que dio forma a Suzuka) y construido por Alessandro Rocci, corría el año 1967 cuando Madrid estrenaba su propio circuito al norte de la capital. Uno de los trazados clásicos de Europa, que ha sido escenario de varias carreras de Fórmula 1 y del Mundial de Motociclismo. Estos son los trucos del Circuito del Jarama.

Un ‘youtuber’ compra un circuito de carreras abandonado

Por su asfalto han volado ilustres nombres como Hill, Stewart, Fittipaldi, Lauda, Hunt, Andretti, Depalier o Villeneuve, entre otros. Todos ellos se enfrentaron a un trazado difícil y técnico que no es fácil dominar. Por ello, de la mano de Javier Morcillo y de la Escuela Española de Pilotos, os damos todos los trucos y consejos necesarios para disfrutar de cada curva del Circuito del Jarama.

Circuito del Jarama

1. Final de recta – Nuvolari

Aquí está una de las claves para hacer un buen tiempo en el Jarama: frenar tarde para dibujar esta curva. Empieza  en la recta y ahí tendremos que colocar el coche pegado al muro, a la derecha, para poder apuntar a la frenada y hacerla rectos. Es importante mantenernos bien a la izquierda todo el tiempo hasta el punto de giro. El punto de giro es tarde y suave: para ellos buscaremos un vértice de mitad para adelante y, así, tendremos velocidad de salida y podremos acelerar pronto. La salida de la curva es importante y podemos usar más allá del asfalto ya que la zona de cemento nos ayudará a abrir la dirección.

2. Varzi

Es una curva peligrosa, que con la mayoría de los coches se puede hacer a fondo. Hay que girar pronto para intentar hacer el mínimo ángulo de volante: si te equivocas aquí puedes tener problemas en la salida.

El Hispano Suiza Carmen rueda en el circuito de Le Mans

3. Le Mans y Farina

Son dos, pero, en realidad, forman una sola curva. Para entrar a la primera hay que hacer la frenada por en medio de la pista apuntando a un vértice muy pronto para pasar frenando por él y pasarse en la curva. De esta manera se gana tiempo en la entrada y, además, la velocidad de salida aquí no es tan importante porque no hay casi espacio entre ellas. En Farina hay que parar el coche muy bien para acelerar a fondo lo antes posible: para ello usa el espacio exterior de cemento.

4. Rampa Pegaso

Esta curva se hace a fondo, pero no es fácil. Hay que forzarse para girar muy tarde porque si no, nos quedaremos sin pista en la salida de la curva.

5. Hípica (Portago)

La dificultad de esta curva está en la llegada porque se hace a alta velocidad y nos hace llegar a la frenada en apoyo. La primera clave está en retrasar el vértice mucho tanto a la derecha como a la izquierda para maximizar el tramo de frenada recto. La frenada debe ser por el centro intentando colocar el coche recto y tras esto, hay que buscar un vértice que puede variar dependiendo del coche. Una vez aceleramos le damos salida al coche usando el exterior de la pista en la larga curva para poder acelerar a fondo lo antes posible.

6. Bajada de Bugatti

Es la curva más famosa porque es muy rápida, ciega y con un bache en el apoyo. Hay que llegar al punto de giro con el coche ya frenado, es decir, no debes entrar a la curva frenando. La mirada tiene que estar en la frenada de la siguiente para que nuestra vista lleve nuestras manos al lugar correcto y hay que ajustar la velocidad pensando en el bache.

7. Bugatti

Es una curva muy técnica que requiere paciencia ya que se puede perder mucho tiempo si se hace mal. La clave está en buscar un vértice en mitad y tener paciencia para acelerar en el momento justo y no antes: si te adelantas no podrás hacerlo a fondo. La salida de la curva es fundamental ya que necesitamos abrir la dirección lo antes posible para aplicar el gas.

PRUEBA: McLaren GT

8. Monza

Es la curva más importante. La velocidad de salida es fundamental así que hay que colocar el coche para poder dar gas con la mayor inercia posible. La frenada se hace por en medio y en diagonal, apuntando al punto de giro, para después soltar el freno, crear inercia y apuntar para dar gas lo antes posible.

9. María de Villota

Es la última curva y si vamos a fondo sólo tendremos que preocuparnos de la trazada: cuidado con girar muy pronto porque podemos pisar fuera. Si no llegamos a fondo es importante levantar gas antes del giro para que cuando lo hagamos tengamos el pie en el acelerador y el peso detrás.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.