Un conductor de 25 años de origen marroquí y residente en Francia ha sido cazado a una de las velocidades más altas registradas nunca en Cataluña. Así lo afirman los Mossos en uno de sus últimos comunicados, en el que además compartir la imagen captada por el radar, también informan sobre otro vehículo que ha sido detectado a una velocidad muy superior a los límites a partir de los cuales el infractor es penalmente punible.

Lista de los radares fijos y móviles en 2020 en España por provincias

En concreto, el conductor de 25 años, que fue detenido pasadas las doce de la noche del jueves, circulaba a 246 km/h en la AP-7 en sentido Barcelona a la altura de Cambrils cuando fue inmortalizado. Para darle caza, los Mossos dieron aviso a las patrullas que participaban en el dispositivo de control de la velocidad y los agentes lograron dar el alto al vehículo en el peaje de Vila-seca.

Una vez identificado, los agentes le detuvieron por circular a una velocidad penal. Y es que este tramo de autopista en el que este conductor fue cazado a una de las velocidades más altas registradas nunca en Cataluña está limitado a 120 km/h y él circulaba a más del doble. Aunque los Mossos no indican la marca o el modelo de coche que conducía este joven de 25 años, por la foto aportada podemos afirmar que se trata de un Volkswagen Golf de la generación anterior y probablemente, de una variante deportiva GTI o R.

Dos SUV de Mercedes detectados a 214 y 208 km/h

Los agentes de los Mossos d’Esquadra del Área Regional de Tráfico de la Región Policial Camp de Tarragona detectaron y detuvieron a un hombre de 50 años de nacionalidad italiana como presunto autor de un delito contra la seguridad vial. El conductor fue captado por un radar circulando a 214 km/h el pasado viernes en la AP-7, pero en este caso, el término municipal de Reus.

Multado con 1.500 euros por lanzar una peineta a la cámara de un radar

Los Mossos lograron detener el vehículo, un Mercedes GLC Coupé, a la altura de Tortosa y una vez identificado el conductor, procedieron a su detención. Circulaba a 214 en un tramo limitado a 120 km/h. Pero no fue el único que iba mucho más rápido de lo debido.

Y es que minutos antes, el mismo radar y también en sentido sur, detectó un Mercedes Clase G de última generación circulando a 208 km/h. Según informan, en este caso los agentes procedieron a denunciar administrativamente al conductor.

Fuente: Mossos d’Esquadra

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.