Un accidente no es plato de buen gusto para nadie, pero sabe todavía peor cuando te ves implicado en uno sin tener la culpa. Si a esto le sumamos que tu coche acabe golpeando a un tercero el mal trago es todavía mayor, y si como guinda ese vehículo no es otro que un McLaren 720S, el cuadro está montado por completo.

El VW I.D. R humilla al McLaren 720S en una carrera de aceleración

Es lo que le ha pasado a Paul Eugene Dubois, que ha compartido en su perfil de Facebook una publicación explicando cómo acabó su BMW X5 empotrando al McLaren.

Aunque no hay muchos detalles, según comenta iba conduciendo cuando otro vehículo que circulaba en paralelo con él le golpe en lateral del coche, haciendo que perdiera el control del BMW y saliera dirigido hacia la acera, con tan mala suerte de que se encontraba cerca de McLaren Scottsdale, un concesionario de marca británica situado en Arizona, Estados Unidos. Para rizar el rizo, justo delante estaba aparcado un ejemplar plateado del superdeportivo, que recibió el impacto en el morro.

Como se aprecia en las imágenes el golpe causó daños bastante graves en la carrocería y, a juzgar por los líquidos derramados por el suelo, también a nivel interno. No solo eso, por la inercia, el McLaren llegó a chocar contra la cristalera del concesionario y, según comenta en el post Dubois, dañó a su vez otro automóvil.

No se ha concretado el valor de los daños causados en total, pero lo cierto es que el 720S aparcado en la calle necesitará de una buena inversión para recuperar su brío habitual.

BMW X5 choca contra un McLaren 720S

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.