La gama del BMW Serie 8 (prueba del BMW 840d Coupé xDrive) sigue creciendo. Si hace unas semanas conocimos las variantes más deportivas, los BMW M8 con carrocería coupé y cabrio, hoy la marca alemana ha introducido por primera vez al nuevo BMW Serie 8 Gran Coupé. Esta nueva versión se presenta como la más práctica de la gama gracias a sus cuatro puertas y todo ello sin renunciar al diseño estético que define a sus hermanos.

PRUEBA: BMW M2 Competition

El nuevo Serie 8 Gran Coupé es unos 231 mm más largo, 30 mm más ancho y 61 mm más alto que un Serie 8 Coupé. Un aumento de tamaño que, junto con la mayor distancia entre ejes (201 mm adicionales) ha permitido ofrecer unas plazas traseras más espaciosas y, sobre todo, dos puertas adicionales para acceder a ellas. El frontal es idéntico al de otros Serie 8 hasta llegar a los pilares A, momento en el que nos encontramos con un parabrisas más vertical que, junto con la mayor altura del techo, permite mejorar la habitabilidad.

BMW Serie 8 Gran Coupé trasera

En el habitáculo sucede más de lo mismo: a grandes rasgos es idéntico al de sus hermanos de gama salvo por el espacio extra que ofrece. Porque esos 201 mm adicionales en la batalla han permitido que los ocupantes de la segunda fila del BMW Serie 8 Gran Coupé disfruten de mucho espacio, sensación a la que también ayuda el techo panorámico de cristal, con una superficie acristalada de 1,5 metros cuadrados.

Opcionalmente los clientes podrán elegir un techo de fibra de carbono que ayuda a rebajar al centro de gravedad, además del paquete M Carbon, que añade las barras de entradas de aire, las carcasas de los retrovisores y la inserción en el difusor posterior. Pero de serie, todos los BMW Serie 8 Gran Coupé incorporan materiales ligeros en su construcción, como una tapa del maletero sintética, un soporte para el salpicadero de magnesio o un túnel central realizado también con fibra de carbono reforzada con resina.

BMW Serie 8 Gran Coupé habitáculo

Su habitáculo tiene capacidad para transportar hasta cinco pasajeros y su maletero ofrece un volumen máximo de 440 litros, suficiente para alojar hasta tres bolsas de palos de golf según indica la marca. El equipamiento tecnológico, de seguridad y de confort es inmenso, con un salpicadero dominado por las pantallas del cuadro de mandos (12,3 pulgadas) y del sistema multimedia (10,25 pulgadas) y elementos como los faros con tecnología láser, el Head-Up Display, un sistema de sonido Harman-Kardon con 16 altavoces o los múltiples asistentes de conducción.

En cuanto a los motores del BMW Serie 8 Gran Coupé, decir que inicialmente esta berlina con estética de inspiración coupé se ofrecerá con una gama de dos motorizaciones de gasolina y una diésel. Si atendemos a la potencia, la versión de acceso es el BMW 840d xDrive Gran Coupé, que monta un seis cilindros en línea diésel con 3.0 litros que produce una potencia 320 CV y un par de 680 Nm, suficientes para que acelere de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos.

BMW Serie 8 Gran Coupé techo

Algo más rápido es el BMW 840i xDrive Gran Coupé, que monta un bloque de seis cilindros en línea con 3.0 litros pero esta vez de gasolina y que desarrolla 340 CV y 500 Nm, cuyo registro en el paso de 0 a 100 km/h es de 4,9 segundos (o 5,2 segundos para la variante de propulsión). Y como tope de gama, con la firma del departamento M Performance, encontramos al BMW M850i xDrive Gran Coupé, que recurre a un bloque de gasolina V8 con nada menos que 530 CV y 750 Nm que permite que alcance los 100 km/h desde parado en tan solo 3,9 segundos.

El BMW Serie 8 Gran Coupé debutará ante el público por primera vez en el evento BMW Group #NextGen, que se celebrará en Múnich, para ya en septiembre salir a la venta en los principales mercados europeos, incluido el español.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.