Pierce Brosnan interpretó en cuatro ocasiones, durante 8 años, al famoso espía James Bond. Fue sucedido en la estirpe de actores que han representado el papel de 007 por Daniel Craig, y en esas cuatro películas condujo todo tipo de vehículos. Sin embargo, la era Brosnan coincidió con el acuerdo al que llegó BMW y Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) en el que el fabricante alemán suministraría los coches que conduciría Bond en tres películas.

Esto hizo posible que Brosnan condujera un Z3 en ‘GoldenEye’ (1995), un Serie 7 en ‘El mañana nunca muere’ (1997) y un Z8 en ‘El mundo nunca es suficiente’ (1999). El acuerdo entre BMW y MGM no solo incluía los coches de la marca alemana con un papel protagonista en las tres películas, sino también permitía al actor irlandés disfrutar de un “pequeño regalo, un pequeño regalo de BMW”.

Pierce Brosnan fue cazado circulando a 200 km/h con un Serie 8 Coupé que le había regalado BMW

Y es que BMW le regaló a Pierce Brosnan un Serie 8 Coupé, concretamente un 850 Ci de la generación E31, un vehículo deportivo diseñado para ofrecer el máximo rendimiento sin renunciar al confort, o lo que es lo mismo, un gran turismo. Además, estaba equipado con un motor M73 V12 de 5.4 litros que rendía 326 CV de potencia y 490 Nm de par.

PRUEBA: BMW 850 CSi (E31)

Con semejante potencia bajo el pie derecho, no es de extrañar que el actor se excediera con la velocidad. Según reveló el propio Brosnan en una entrevista del programa estadounidense ‘The Late Night with Conan O’Brien’, emitido el 7 de febrero de 1997, lo cazaron circulando a 200 km/h en Idaho (Estados Unidos) el primer día de rodaje de ‘Dante’s Peak’ (‘Un pueblo llamado Dante’s Peak’, en España), de 1997.

bmw serie 8 coupe pierce brosnan

Sin embargo, a pesar de haber infringido las normas de circulación, el actor evitó la multa con solo una advertencia. A cambio de dejarlo marchar, los agentes le preguntaron cómo el equipo de filmación de ‘GoldenEye’ realizó la escena del salto en la película, que se rodó en la presa de Verzasca, en Suiza.

¡No me di cuenta porque el coche era tan bueno, tan suave!”, afirmó el propio Pierce Brosnan durante la entrevista para justificar haber conducido su BMW 850 Ci Coupé a 200 km/h. No te pierdas el vídeo (en inglés).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.