Cada vez que un coche importante marca una vuelta rápida oficial en Nürburgring genera expectación, pero por desgracia hay algunas marcas que no sienten la necesidad de llevar todos sus modelos al Infierno Verde, por deportivos que estos sean y por, a priori, buen resultado que pudieran conseguir. Valga como ejemplo el BMW M8 Competition, al que BMW todavía no ha llevado “de paseo” al trazado alemán, pero por suerte los chicos de sport auto si lo han hecho.

BMW M8 Competition Individual Manufaktur: edición limitada a 20 unidades

Ha sido Christian Gebhardt el que se ha puesto a los mandos de la máquina, actualmente el modelo más potente y caro que vende la compañía germana:

Y el resultado de la vuelta es bastante bueno, consiguiendo un crono de 7:32.79. Lo cierto es que difícilmente nadie dudaría del rendimiento del M8 Competition, puesto que va bastante cargado para lo que a rendir en circuito se refiere: monta un motor 4.4 V8 biturbo de 625 CV (25 más que en la versión normal), una caja de cambios automática de ocho velocidades y tracción integral, acelerando de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y de 0 a 200 km/h en 10,6 segundos, pudiendo alcanzar una velocidad máxima de hasta 305 km/h si equipa el pack M Driver.

Y la lista sigue: llantas de 20 pulgadas envueltas en neumáticos 275/35 R20 delante y 285/35 R20 detrás, sistema de frenos  con discos perforados de 395 mm delante mordidos por pinzas de seis pistones en el eje delantero y de 380 mm y monopistón en el trasero (opcionalmente carbocerámicos de 400 y 380 mm), suspensión M adaptativa con configuración en tres modos, etc.

Vídeo: las mejores salvadas de Nürburgring

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.