El BMW M1 Homage fue un regalo de BMW, a sus fans, al automovilismo, a ellos mismos. Una joya para rendir homenaje a uno de los pocos superdeportivos de verdad de la historia de la marca bávara, el BMW M1, presentado en el Concorso d’Eleganza Villa D’Este del año 2008, justo 30 años más tarde de la presentación del BMW M1 original, en 1978. Sin duda, este prototipo era capaz de reunir todas las cualidades del modelo original actualizándolo estéticamente a nuestros tiempos.

BMW M8 Prototype (1990): la base para el motor V12 del McLaren F1

El BMW M1 ya ha cumplido 40 años y este espectacular prototipo ha superado la década: ¡es tan alucinante que todavía se sigue viendo espectacular en nuestros días! Lamentablemente, BMW va por otro camino y no parece probable que puedan, finalmente, lanzarse a producir un superdeportivo de este estilo: más bien se están concentrando en crear versiones ‘súper vitaminadas’ de su gama actual, como el futuro BMW M8 que llegará a lo largo del año 2019.

BMW M1 Homage: ¡un homenaje estético!

El BMW M1 Homage no fue otra cosa que una actualización estética de la obra de arte de Giorgetto Giugiaro, rindiendo homenaje a todos aquellos involucrados en el desarrollo del coche original. “Para una compañía, como para un producto, es importante ser consciente de sus raíces. Con el espíritu de Giugiaro y Bracq, el BMW M1 Homage reúne los valores de diseño y tecnología en una interpretación altamente emocional y apasionante.” Comentó en su día Christopher Bangle, el mandamás de diseño de BMW por aquellos días.

BMW M1 Homage frontal

El BMW M1 sorprendía por combinación entre tecnología, diseño, racionalidad y pasión. Una mezcla curiosa pero que se puede resumir en una frase: es un coche absolutamente espectacular. Sin duda, ha pasado a la historia como uno de los coches más afilados a nivel de diseño que recordamos, con un frontal espectacular gracias al uso de los faros retráctiles y con una zaga más bien conservadora que pone un poco de cordura al conjunto.

BMW 2800 Bertone Spicup: imaginación y estilo en un prototipo único

BMW M1 Homage: sin posibilidad de llegar a los concesionarios

El BMW M1 Homage tomó las líneas básicas de actuación de Giugiaro y se adaptaron a nuestros días. Se mantuvo un frontal tremendamente afilado, pero se eliminaron los faros escamoteables y en su lugar se colocaron unos pequeños faros de LED perfectamente integrados y la clásica parrilla de doble riñón mantenía su protagonismo, quizás algo mayor que en el modelo original. En la zaga destaca un difusor de mayor tamaño, debido a las mejoras en cuanto a aerodinámica, y otros detalles modernos como unos pilotos más estilizados con tecnología LED.

La historia del BMW Z1 Coupé, el concept que no llegó a producción

Sí, hay cambios, claro, pero la esencia es exactamente la misma, una evolución espectacular que se quedó ahí, como un mero homenaje. Jamás llegó a considerarse una versión de producción, ni siquiera se habló de opciones mecánicas ni ningún otro elemento técnico. Ahí va mi apuesta: el nuevo BMW M1 debería mantener el diseño del M1 Homage con ciertos detalles adaptados a nuestros días, debe seguir siendo afilado, debe seguir siendo ligero y debe seguir siendo apasionante al volante. Con el seis cilindros del BMW M4 GTS podría ir a la perfección, siempre que peso y aerodinámica acompañasen al conjunto. ¡Qué fácil es soñar!

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.