Ahora que vuelve a la vida el BMW Z4, está bien mirar al pasado y comprobar de donde surgió el modelo. Todos tenemos en mente el BMW Z1, pero junto a él también se desarrolló una variante de techo cerrado que, eso sí, fue algo menos desconocida. Esta es la historia del BMW Z1 Coupé Concept.

BMW M8 Prototype: la base para el motor V12 del McLaren F1

El principio de todo lo encontramos en 1985 con la creación de BMW Technik GmbH, un departamento dentro de la marca alemana encargado de desarrollar soluciones innovadoras para el transporte: optimización de procesos, nuevos materiales, etc.

BMW Z1 Coupé

Nunca sabremos si tenían pensado que su primera creación tuviera el éxito que tuvo, ya que en origen el BMW Z1 fue concebido como un prototipo, no como un modelo de producción. Su desarrollo comenzó en la segunda mitad de 1985 para ser empleado como un piloto para mostrar nuevas estructuras y procesos de fabricación… pero pronto cautivó al público. Su diseño, detalles como la carrocería de plástico, que era mucho más resistente a los golpes, la protección que ofrecían los laterales altos, que las puertas se deslizaran de manera vertical (algo inédito y que atraía todas las miradas), su buen comportamiento y su motor de 170 CV hicieron que para 1988 ya estuviera saliendo de la cadena de producción la primera unidad a la venta de una serie que al final se extendió hasta 8.000 ejemplares.

Esto hizo que fuera realmente popular y que a día de hoy muchos aficionados lo recuerden, pero estos a menudo desconocen la existencia del BMW Z1 Coupé concept. El proyecto original también tenía pensado aplicar los nuevos procedimientos y materiales a nuevos prototipos, entre los que se encontraban una versión de techo rígido y otra con tracción integral a las cuatro ruedas. Aunque el segundo no llegó a buen puerto, el primero sí que llegó a crearse.

BMW Z1 Coupé

Su concepto consistía en cerrar la carrocería del Z1, consiguiendo un aspecto bastante peculiar con proporciones de “zapatilla”, que añadía barras en el techo y mantenía el característico detalle de las puertas verticales, que en el caso de esta versión cerrada era todavía más llamativo.

Los BMW M3 más raros que nunca llegaron a producción

El BMW Z1 Coupé Prototype nunca llegó a producirse en serie, pero la idea seguiría viva en los próximos modelos de la saga. Así, el BMW Z3 Roadster vio la luz en 1995 y tres años después apareció su versión cupé, mientras que entre el Z4 Roadster (lanzado en 2002) y el Z4 Coupé pasaron cuatro años.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.