BMW i8 Roadster, más potencia para el descapotable

Lo bueno se hace esperar. Ahora, por fin está entre nosotros el BMW i8 Roadster, la versión descapotable del impresionante híbrido de la firma alemana. Como la versión cerrada, está desarrollado sobre la arquitectura LifeDrive con bastidor de aluminio y habitáculo de plástico reforzado con fibra de carbono (CFRP), por lo que destaca por su ligereza. Y es que esta nueva variante tiene un peso de 1.595 kilogramos, lo que supone solo 60 kilogramos más. Este leve incremento se debe, como ocurre también con el Chevrolet Corvette ZR1 Cabriolet, también presentado en el Salón de Los Ángeles 2017, a la introducción de nuevos elementos para el sistema de plegado y desplegado de la capota; un techo de apertura y cierre eléctrico que tarda en completar la acción en 15 segundos y que se puede realizar a velocidades de hasta 50 km/h. Cuando se baja y se almacena, creándose un espacio de carga detrás de los asientos de 100 litros, la luneta trasera se eleva 30 milímetros para reducir turbulencias.

El BMW i8 descapotable equipa nuevas puertas con apertura tipo ala de gaviota, aunque, lógicamente sin marco. Están fabricadas en CFRP -la cubierta exterior, en aluminio-, mismo material utilizado para el parabrisas. Asimismo, el pilar trasero acoge el anagrama “Roadster”, que puede estar rodeado por los nuevos colores para la carrocería: E-Copper metalizado y Doningtongrau metalizado.

BMW i8 Roadster vs BMW i8 Coupé

Una de la mayores novedades del BMW i8 Roadster la encontramos en su mayor potencia. Este incremento ha sido logrado gracias a que la capacidad de las celdas ha aumentado de 20 a 34 Ah, así como la capacidad de energía bruta: de 7,1 a 11,6 kWh (neto: 9,4 kWh). Con esta subida, el motor eléctrico pasa a rendir 143 CV. Como ocurría en la versión anterior, trabaja con un tricilíndrico de solo 1.5 litros con un par de 320 Nm. Estos dos bloques en conjunto suman 374 CV, 12 más que el coupé nacido en 2009. Gracias a ellos es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,6” y alcanzar los 250 km/h, velocidad máxima controlada electrónicamente.

PRUEBA: BMW i8 Protonic Red Edition

Este biplaza respetuoso con el medio ambiente equipa, como novedad, un filtro de partículas para reducir las emisiones. Además, el consumo medio se sitúa en 2,1 l/100 km y 14,5 kWh de energía eléctrica.

El BMW i8 Roadster puede circular hasta los 105 km/h desde parado en modo totalmente eléctrico -35 km/h más que la anterior versión del i8-, eso sí, siempre que el conductor no demande más energía a golpe de acelerador.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here