En septiembre de 2019, el barco carguero Golden Ray que portaba 4.200 vehículos de las marcas Hyundai y KIA se hundió en aguas poco profundas de St. Simons Sound, en la costa de Georgia, Estados Unidos. En febrero de 2020 salían a la luz algunas imágenes del estado en el que se encontraba su carga parcialmente sumergida en aguas del Atlántico. Y, en las últimas semanas, se han comenzado a realizar las tareas de desmantelamiento de la embarcación. El barco hundido Golden Ray con 4.200 coches será cortado con una cadena gigante.

Rescatados los 1.400 Jaguar, Land Rover y MINI del carguero varado

El Golden Ray es un buque de carga de 200 metros de largo que será cortado literalmente en ocho partes más pequeñas con una cadena de ancla de 120 metros de largo. Esta cadena se moverá gracias a dos cabrestantes de alta tensión situados a cada lado, accionados por la grúa flotante de carga pesada VB-10000. El objetivo de estas tareas de desmantelamiento es cortar el casco del barco y todo su contenido interior hasta fraccionarlo en ocho partes.

El barco hundido Golden Ray con 4.200 coches será cortado con una cadena gigante

La cadena cuenta con eslabones de 45 centímetros de longitud y 36 kg de peso capaces de destruir todo a su paso. “Esperamos que haya ruido, incendios, descargas de productos y escombros una vez que comencemos el proceso de corte y levantamiento. No sería realista decir que esta operación será limpia y perfecta”, dijo el coordinador estatal del Departamento de Recursos Naturales de Georgia, John Maddox.

Los ingenieros que participan en este este macro proyecto han rodeado el Golden Ray con barreras de maya flotantes para contener cualquier derrame de escombro y fluidos. Los bomberos estarán presentes durante el proceso y se tratará de contener los niveles de ruido para proteger a las personas y la vida marina. Aunque el proceso no será precisamente un espectáculo, ya que la cadena se mueve aproximadamente dos metros por minuto.

Sin embargo, aunque los trabajos de corte y desmantelamiento ya han comenzado, las autoridades han informado de ha habido algunos problemas. El principal tuvo lugar cuando la cadena se partió después de 25 horas de uso. Esto obligó a detener el trabajo e inspeccionar los 120 metros de cadena de corte para detectar y solucionar cualquier otro problema existente.

Una vez hayan sido realizados los cortes del barco, el VB-10000 levantará cada sección resultante y los colocarán en barcazas para sacarlas del agua. Cuando se anunció este plan en julio, Hyundai aseguró que recuperaría y desguazaría cada uno de los 4.200 vehículos como pudiera. Es improbable que alguno de los vehículos que transportaba el Golden Ray haya resultado intacto, y de no ser así, la cadena acabará destruyéndolos.

Fotos: St. Simons Sound Incident Response

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.