El nuevo Audi A1 (prueba), la segunda generación del modelo más pequeño de la actual alineación de productos de la firma de los cuatro aros, llega pisando fuerte. Aunque por el momento no hay una variante S1, como sí hubo en la generación anterior, existe una alternativa para que los más fanáticos puedan disfrutar de las altas prestaciones en un cohete de bolsillo. El Audi A1 40 TFSI recibe 240 CV cortesía de ABT Sportsline.

Audi A1 citycarver, el más polivalente de la familia A1

La variante 40 TFSI del A1 está equipada con un motor turbo de 2.0 litros y cuatro cilindros que, de fábrica, ofrece una potencia de 200 CV y un par motor de 320 Nm. Esta unidad es la misma que impulsa al nuevo Volkswagen Polo GTI. Sin embargo, ABT ha decido llevar un paso más allá esta mecánica y ahora, gracias a una actualización electrónica mediante una ECU personalizada, ofrece 240 CV de potencia y 360 Nm de par motor.

240 CV para el Audi A1 40 TFSI de ABT Sportsline

Audi A1 40 TFSI ABT Sportsline

También se incluye dentro del paquete de mejoras una suspensión mejorada que permite reducir la altura del ABT Audi A1 entre 25 y 30 mm, compatible con la suspensión deportiva de Audi y el sistema de control de amortiguación electrónico de la marca, así como un juego de llantas ABT Sport GR de 18 pulgadas, las cuales están disponibles en negro mate y negro brillante, en diseño de diez radios cóncavos.

Si bien ABT no ha facilitado cifras de rendimiento del Audi A1 40 TFSI personalizado, podemos asegurarte que, de fábrica, el A1 40 TFSI alcanza los 100 km/h desde parado en 6,5 segundos y su velocidad máxima es de 235 km/h. Estas cifras son posibles, en parte, gracias a una transmisión automática S tronic de doble embrague y siete velocidades que envía la potencia directamente al eje delantero.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.