El Aston Martin V8 Vantage Zagato es uno de los deportivos ochentenos más deseados. Se trata de un modelo creado en una colaboración realizada entre la firma británica y el carrocero italiano que cuenta con el sello de Aston Martin. Exhibe a partes iguales una deportividad propia de un coche de estas características, pero también cuenta con la elegancia inherente a los modelos ingleses en general, y a los Aston Martin en particular. Como consecuencia, es una pieza muy codiciada a día de hoy.

Un diseño muy cuidado para el Aston Martin V8 Vantage Zagato

Comenzando por la imagen del Aston Martin V8 Vantage Zagato, hay que señalar que se distingue como un coche de la marca de Warwickshire incluso con el paso de los años. Esto sucede así principalmente por una parrilla frontal muy reconocible, a pesar de que supone una involución con respecto a la que integran los Aston Martin actuales y de que ha sido muy criticada por sus formas rectilíneas. Además, también se nota la mano de Zagato; y es una reinterpretación del DB4 GT Zagato de la década de los años ’60.

Aston Martin V8 Vantage Zagato interior

Su carrocería está construida en aluminio y llama la atención una superficie acristalada superior a lo convencional, especialmente si hablamos de coches con tintes deportivos. Esto si nos referimos a la versión coupé, lógicamente, ya que también hubo una descapotable que se apellidaba Volante. Esta variante, asimismo, integraba algunos cambios importantes, como unos faros escamoteables en la parte frontal -aunque esto no ocurría en todos los Aston Martin V8 Vantage Zagato Volante- o cambios en las formas de su carrocería.

En el habitáculo vemos que todo está forrado en cuero y que la calidad de construcción es máxima. Algo normal para un coche que hace más de 30 años costaba, nuevo, algo más de 100.000 euros. Y más de 130.000 euros la versión descapotable. Tiene inserciones en madera en los paneles interiores de las puertas o en la consola central, y la instrumentación dispone de un buen número de relojes para controlar todo lo posible y conocer en todo momento el estado de su motor.

El Aston Martin DB5 Goldfinger Continuation prosigue su desarrollo

Toda una pieza de coleccionista

El Aston Martin V8 Vantage Zagato es uno de esos ejemplares que lucen en cualquier colección de coches no solo por su diseño, sino también por su exclusividad. El modelo con carrocería coupé fue presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra del año 1986, mientras que el Volante o descapotable se desveló en la misma cita, pero un año más tarde. La tirada de ambos, construidos todos entre 1986 y 1988, fue extremadamente limitada: 52 unidades del coupé y otras 37 del Volante. Por lo tanto, los pocos ejemplares que sobreviven a día de hoy cuestan una fortuna.

Un motor a la altura para el Aston Martin V8 Vantage Zagato

El motor del Aston Martin V8 Vantage Zagato es un bloque de gasolina de algo más de 5,3 litros de cilindrada con ocho cilindros en disposición de V, colocados a 90º y con dos válvulas por cilindro. Desarrolla una potencia de algo más de 430 CV, lo que le habilita para registrar una velocidad máxima de 300 km/h. Por su parte, el par motor máximo es de 536 Nm a 5.100 rpm.

Aston Martin V8 Vantage Zagato trasera

La variante con techo duro instalaba de forma obligatoria una caja de cambios manual de cinco relaciones, si bien en la versión descapotable o Volante se podía escoger, siempre de manera opcional, una transmisión automática con tan solo tres velocidades. Con todo, la cifra oficial de aceleración de 0 a 100 km/h era de 5 segundos.

Un valor incalculable

A lo largo de los últimos días ha salido a subasta una unidad de este coche; la que ves en las imágenes, concretamente. Pero no se trata de una de la tirada estándar, que ya sería bastante especial. El protagonista de la historia es un prototipo creado antes de que comenzara a producirse el modelo definitivo. En resumidas cuentas, solamente hay tres unidades de este coche en particular.

Aston Martin DBS Superleggera, al servicio de su Majestad

Debido a su buen estado, gracias en parte a que solo ha pasado por las manos de tres propietarios anteriores, el precio que se pide por él es de unos 600.000 euros. Esta cantidad nos hace tener una idea de lo caro que puede llegar a ser este coche.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.