Un coche volador eléctrico. Y, además, de carreras. Ese es, nada menos, el ambicioso proyecto que una compañía británica llamada Airspeeder está desarrollando. ¿Su objetivo? Crear una Fórmula 1 de monoplazas aéreos. Y ahora, tras tres años de preparación, ha desvelado las especificaciones de su prototipo no tripulado, llamado Mk3, del que su filial Alauda está construyendo 10 unidades en Adelaida (Australia). Con apenas 130 kg y 320 kW, aseguran que posee una relación empuje-peso (similar a la relación potencia-peso, pero para aeronaves) mayor que la de un caza F-15E y una agilidad similar a la de un coche de Fórmula 1.

Con una configuración tipo ‘optocopter’ (es decir, con ocho motores y ocho hélices) y una carrocería de fibra de carbono, el Mk3 está diseñado como un cruce entre un helicóptero, un automóvil de carreras y un jet. Y servirá para probar la tecnología sin pilotos, antes de la fase final, que llegará en 2022, cuando tengan lugar las primeras carreras tripuladas. De hecho, ya soporta una carga de 80 kg y, según la compañía, es capaz de subir hasta los 500 metros de altura y de acelerar de 0 a 100 km/h en 2,8 segundos.

Porsche y Boeing se asocian para crear coches voladores

Pero lo que más destacan los desarrolladores acerca del prototipo es su agilidad. Con un potencial de giro equivalente al de un coche de F1, genera hasta 5 g laterales… a los que hay que sumarle la capacidad de maniobrar en vertical, claro. En cuanto a las baterías, pueden configurarse para maximizar la potencia o la autonomía, según la conveniencia del equipo en cada momento. Y se han colocado de forma que puedan ser fácilmente extraíbles y reemplazables, así que los ‘pit stops’ podrían durar menos de 14 segundos, afirman.

coche volador electrico lateral

Y es que el equipo de Airspeeder cuenta con ingenieros provenientes de escuderías como McLaren, Tom Walkinshaw Racing o Brabham, así como del área aeronáutica. El jefe del proyecto, por ejemplo, estuvo involucrado en el diseño del Boeing 747-8.

La compañía espera que las primeras carreras (no tripuladas) con este coche volador eléctrico comiencen ya este verano, y que en 2022 podamos ver alguna con pilotos a los mandos. Habrá que imaginárselo como una mezcla entre los tan esperados taxis voladores y el ‘quidditch’ de las películas de Harry Potter.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.