No se acaban las polémicas en torno a Tesla. La compañía llamará a revisión 362.000 unidades para realizar una actualización ‘over the air’ porque el Full Self-Driving puede causar un accidente, según un informe de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos (NHTSA).

Tal y como recoge The Drive, la llamada a revisión afecta a los Tesla Model S y Model X de 2016 a 2023, los Model 3 de 2017 a 2023 y los Model Y de 2020 a 2023 equipados con el paquete Full Self-Driving (o pendientes de instalarlo). Según el informe, los vehículos podrían repararse mediante actualizaciones inalámbricas ‘over the air’.

Actualización 'over the air' de 362.000 Tesla porque el Full Self-Driving "puede causar un accidente

Actualización Tesla Full Self-Driving

El anuncio no aclara si la llamada a revisión está relacionada con las múltiples investigaciones de las agencias reguladoras estadounidenses sobre las funciones Full Self-Driving que han estado relacionadas con múltiples accidentes.

En una carta de la NHTSA enviada a Tesla, la agencia explica que “el sistema Full Self-Driving Beta puede permitir que el vehículo actúe de forma insegura en las intersecciones, como cruzarlas en línea recta cuando se encuentra en un carril exclusivo para giros, entrar en una intersección regulada por una señal de Stop sin detenerse por completo o entrar en una intersección cuando el semáforo está en ámbar fijo sin la debida precaución”.

Empleados de Tesla pretenden sindicalizarse para obtener mejoras salariales y seguridad laboral

Además, “el sistema puede responder de manera insuficiente a los cambios en los límites de velocidad indicados o no tener en cuenta adecuadamente el ajuste de la velocidad del vehículo por parte del conductor para superar los límites de velocidad indicados”. Y añade que “el software Full Self-Driving Beta, que permite a un vehículo superar los límites de velocidad o atravesar intersecciones de forma ilegal o impredecible, aumenta el riesgo de accidente".

El sistema de conducción autónoma bajo investigación

Actualización Tesla Full Self-Driving

La llamada a revisión se produce después de que Tesla retirara 54.000 coches el año pasado por saltarse señales de Stop con la conducción autónoma activada. Actualmente, el Departamento de Justicia y otras agencias federales de Estados Unidos están investigando el sistema de asistencia a la conducción de la marca americana tras una serie de accidentes relacionados con el software.

Aunque Tesla ha promocionado su Full Self-Driving como un sistema que puede controlar el vehículo por sí solo, en su página web afirma también que debe contar siempre con la supervisión del conductor. El propio Elon Musk, en un vídeo donde exaltaba las capacidades del sistema, declaró que “podría hacer lo incorrecto en el momento menos oportuno”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.