El pasado viernes la Ertzaintza llevó a cabo la detención de un sospechoso de 42 años en la localidad de Getaria, en Guipúzcoa. Lo interesante es que, aunque la investigación comenzó por el robo de un grupo electrógeno, también se encontraron en su caserío nada menos que 26 coches robados en diversas partes de Europa.

Los cinco modelos de coche más robados en España

Todo empezó a mediados del pasado mes de abril, cuando se denunció la sustracción de un grupo electrógeno valorado en 15.000 euros del municipio guipuzcoano de Aduna. El robo fue bastante complejo puesto que el equipamiento pesaba tres toneladas, lo que llevó a los ladrones a tener que cortar las vallas del recinto y luego utilizar una grúa para remolcar el grupo y poder llevárselo.

Las realizar diversas investigaciones, se situó al principal sospechoso en un caserío situado en Gertaria. Al inspeccionar los alrededores de la propiedad, localizaron el camión con el que supuestamente se perpetró el delito, así como el propio generador, oculto bajo una lona.

Pero no fue lo único que encontraron los agentes, puesto que también había 26 vehículos que, una vez conseguida la autorización judicial correspondiente, fueron comprobados, demostrando que tenían falsificados sus números de bastidor. Entre ellos, modelos premium como BMW M3 E36, (prueba) Ford Escort Cosworth, Subaru Impreza STi y varios Mitsubishi Lancer EVO.

Vídeo: persecución de más de una hora de la policía en EE.UU. a un smart fortwo

En registros posteriores se demostró, además, que los coches, muchos de cuáles estaban a la venta, presentaban diversas irregularidades y procedían de robos llevados a cabo en otros países europeos. Junto a ellos también se encontraron varias armas, munición para las mismas, un táser, grilletes y un fajo de 10.000 euros.

Finalmente el detenido ha sido imputado por el robo del grupo electrógeno, por la modificación de los números de bastidor y por tenencia de armas.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.