Se suele señalar a Volkswagen porque sus nuevos modelos a menudo parecen ‘facelifts’ de los anteriores, pero la  marca alemana ha dado un giro completamente opuesto con el Volkswagen Passat 2019: no se trata de una nueva generación de la berlina, sino de una actualización de la actual, pero que presenta una imagen completamente diferente, aunque, eso sí, sólo para los EEUU.

PRUEBA: Volkswagen Passat GTE

Presentado en el Salón de Detroit 2019, hay que señalar que se trata del modelo estadounidense, que tiene ciertas peculiaridades respecto al que tenemos en Europa.

Volkswagen Passat 2020

Al contrario que los Volkswagen Passat europeos, no utiliza la plataforma modular MQB, sino una antigua que no se ha renovado en esta puesta al día, por lo que mecánicamente esta algo anticuado y a partir de ahora solo se venderá con un motor, el gasolina 2.0 TSI de 174 CV y 280 Nm, que se asocia con una caja de cambios automática de seis velocidades.

PRUEBA: Volkswagen Passat Variant Sport 2.0 TDI BiT DSG

Entre las novedades interesantes está su estética completamente renovada. El frontal es mucho más imponente que antes gracias a una enorme parrilla cromada que anexiona los grupos ópticos y a una entrada de aire que ocupa todo lo ancho del paragolpes. Desde ahí parten líneas de tensión que estructuran la carrocería, tanto en el capó como en la cintura, y se alargan hasta una zaga donde se combinan unos pilotos de orientación horizontal con un pequeño alerón y dos salidas de escape dobles. De serie calza llantas de 17 pulgadas, pero en los acabados superiores pueden ser hasta de 19”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.