Vídeo: tratan de salvar un barco que se hunde con un Wragler y un F-150

Esta quizá sea una de las maniobras más arriesgadas que hayamos visto en la operación de rescate de una embarcación que se hunde cerca de un muelle. En el siguiente vídeo podrás ver una familia tratando de salvar un barco que se hunde con un Jeep Wrangler y un Ford F-150 Raptor. Hasta aquí todo normal, hasta que te percatas de que han metido ambos vehículos dentro del lago.

Ruta por la Sierra del Rincón… ¡a lomos de un Jeep Wrangler Rubicon!

Esto es lo que el pasado fin de semana tuvo lugar en Cedar Lake, Indiana (Estados Unidos), donde una familia trataba de evitar que una embarcación recreacional adquirida recientemente acabara en el fondo del lago. El barco se encontraba a escasos metros del muelle donde debería estar atracado, pero, por alguna razón que no llegamos a saber, el barco comienza a anegarse de agua y a ser literalmente tragado por el lago.

Tratan de salvar un barco que se hunde con un Jeep Wrangler y un Ford F-150 Raptor

Ante la desesperación de ver como su barco nuevo, adquirido hace apenas dos semanas y con un valor de unos 300.000 dólares (266.000 euros al tipo de cambio actual), los miembros de esta familia deciden utilizar los dos vehículos 4×4 a su disposición para una operación exprés de rescate. Los coches en cuestión, un Ford F-150 Raptor y un Jeep Wrangler (prueba) deben tratar de evitar que el barco se hunda. Pero, ¿cómo? Llegando hasta él e intentando llevarlo a la orilla.

Esto supone tener que meter ambos coches en el agua, rebasando incluso la altura de vadeo de ambos. En el caso del Jeep, parece que es capaz de soportar mejor el agua y puede llegar hasta un punto más próximo a la embarcación, mientras que el Ford comienza a flotar, a punto de hundirse. En el vídeo puedes ver cómo el F-150 Raptor se puede empujar con facilidad por los miembros de la familia, tratando de llevarlo a un punto en el que las ruedas puedan encontrar tracción con el fondo del lago.

El vídeo se corta algunos instantes y, cuando se retoma la secuencia, vemos que el F-150 ha desaparecido y que el Wrangler no puede finalmente llegar al barco, por lo que el conductor decide retroceder debido a la profundidad. El propietario supuestamente utilizó el Jeep cuando fue construido el muelle, por lo que no es su primera aventura marina con el 4×4. Desconocemos si finalmente lograron rescatar el barco, pero lo cierto es que fue algo temerario y que podría haber terminado, como poco, con otros dos vehículos arruinados. No te pierdas el vídeo.

Fuente y fotos: Lifts Ladders and Docks (Facebook)

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.