Top Gear ya va por su vigésimo novena temporada y, aunque han cambiado muchas cosas a lo largo de los años, otras con cambian: coches rápidos, The Stig y el circuito del programa. En esta ocasión el piloto enmascarado ha tenido la oportunidad de poner a prueba el Audi RS6 Avant, uno de los familiares más deportivos del mercado, en el conocido trazado.

Audi Sport: 25 años de alto rendimiento, 25 años de modelos RS

El vídeo no indica el tiempo exacto de la vuelta, pero aún así es una delicia oír cómo ruge el motor V8 del Audi cuando se aprieta a fondo el acelerador:

Repasemos la artillería del alemán, esa que hace de él un candidato perfecto tanto para llevar a los pequeños de la casa al colegio, como para atacar la carretera de montaña más revirada que se pueda imaginar.

Bajo el capó se esconde un motor 4.0 V8 biturbo, que desarrolla una potencia de 600 CV y un par máximo de 800 Nm, que se encargan de gestionar la caja de cambios automática de ocho velocidades y el sistema de tracción integral quattro. A esto se suma el selector con seis modos de conducción, la suspensión adaptativa, el eje trasero direccional y el diferencial deportivo.

El resultado es una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos, una velocidad máxima limitada a 250 km/h (aunque opcionalmente se puede desbloquear hasta a 306 km/h) y un comportamiento dinámico digno de vehículos a priori mucho más deportivos.

Audi RS6 Avant RS Tribute Edition, limitado a 25 unidades

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.