Vídeo: un Tesla Model S P85D humilla a un Challenger Hellcat de 716 CV

“La potencia sin control no sirve de nada”, esta frase (o eslogan publicitario) que solemos repetir y oír bastante a menudo en el mundo del motor encaja a la perfección con el vídeo que te traemos hoy. En las imágenes, podrás ver cómo un Tesla Model S P85D humilla a un Challenger Hellcat de 716 CV en una carrera de aceleración en un circuito de cuarto de milla longitud. Pero, ¿cómo puede un eléctrico de 690 CV vencer al ‘mucle car’ más potente y rápido de todos los tiempos?

Pues por la falta de tracción, así de simple. Mientras que los dos neumáticos traseros del Dodge Challenger SRT Hellcat tienen que hacer un esfuerzo titánico para transmitir al asfalto los 716 CV y 881 Nm que produce el motor 6.2 V8 HEMI, el Tesla, por su parte, envía sus 690 CV eléctricos a las cuatro ruedas. Esto, como podrás ver en el vídeo, supone toda una ventaja en una carrera de aceleración, especialmente si como le sucede al piloto del Dodge, no sabes ‘domar’ los más de 700 caballos que produce el propulsor.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.