En 1967, durante los primeros años de la historia del Ford Mustang, una variante Fastback regular tenía un coste de unos 2.500 dólares (2.267 euros). Sin embargo, los compradores podían adquirir un Shelby Mustang GT500 por unos 4.200 dólares (3.808 euros), precios que distan mucho de ser realistas a la hora de comprar tanto el clásico como el nuevo modelo y en los que ambos no pueden competir. Pero lo que sí podemos hacer es que el Shelby Mustang GT500 2019 se enfrente a su ancestro en una carrera de aceleración (no al mismo tiempo) y grabarlo en vídeo.

Restaurado el Shelby Mustang GT500 Green Hornet Prototype de 1968

El nuevo Shelby Mustang GT500 2019 está equipado con un poderoso motor V8 sobrealimentado de 5.2 litros que entrega la friolera de 760 CV, cifras que lo convierten en el modelo de calle de Ford más potente jamás construido. Además, necesita 3,6 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado y puede recorrer el ¼ de milla en menos de 11 segundos.

El Shelby Mustang GT500 2019 se enfrenta a su ancestro

La potencia se envía directamente al tren posterior a través de una transmisión automática de doble embrague y siete velocidades, una configuración que lo hace especialmente eficaz en la pista. Por el contrario, el Shelby GT500 original de 1967 apostaba por un cambio automático de tres velocidades, una configuración que le permitía alcanzar entre 80 y 100 km/h en primera marcha.

Bajo el capó, los ingenieros de Ford equiparon un potente V8 de 7.0 litros y aspiración natural con 355 CV de potencia, cifras más que impresionantes si tenemos en cuenta cuáles eran los estándares de fuerza en Europa hace más de 50 años. Sin embargo, sus prestaciones son bastante más reducidas que las de su actual interpretación, con 14-15 segundos para completar el ¼ de milla a una velocidad de alrededor de 150 km/h. No te pierdas el vídeo (en inglés).

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.