Vídeo: así de extraña era la regulación lumbar del Dodge Daytona Turbo de 1984

Hoy viajamos en el tiempo para conocer un elemento extraño creado en la siempre extraña década de 1980, donde los ingenieros innovaban con prototipos futuristas y esperaban que en la década del 2000 los coches volaran. La industria automotriz conoció muchos de los avances básicos de lo que hoy es una tecnología eficaz y perfeccionada. Sin embargo, existieron muchos inventos extraños, como la regulación lumbar del Dodge Daytona Turbo de 1984.

20 curiosidades sobre el mundo del motor que quizá no conozcas

Antes de entrar en detalles, Dodge lanzó el Daytona, un pequeño pony car con tracción delantera cuyo frontal se basaba en el del Chevrolet Camaro de tercera generación (1982-1992). Este pequeño coupé incluía un motor turbo de cuatro cilindros y 2.2 litros con 142 CV y 220 Nm de par motor. Además, los clientes podían equiparlo con el Z-package, el cual incluía diferentes componentes como un alerón trasero, un cuadro de instrumentos completamente digital para los estándares de la época, parasoles en las plazas traseras, una entrada de aire funcional en el capó y diferentes compartimentos portaobjetos en el habitáculo.

Así era la regulación lumbar del Daytona Turbo de 1984

Sin embargo, dentro de este paquete de equipamiento se incluía un novedoso (y extraño) sistema de regulación lumbar para el asiento del conductor que también actuaba sobre la base del asiento y permitía ajustarla para que los muslos quedaran perfectamente integrados. No es un sistema que actualmente nos resulte extraño. De hecho, los Lexus pueden ajustar sus asientos en hasta 18 posiciones diferentes.

Lo que es realmente nunca antes visto era el mecanismo de accionamiento del sistema. Nada de motores eléctricos ni piezas fijas que se pueden flexionar dentro del respaldo del asiento para crear la regulación lumbar a medida. Se trataba de bolsas de aire en los laterales y el respaldo del asiento que, para hincharlas, era necesario accionar un fuelle similar al que utiliza un médico para comprobar la presión arterial. Para deshincharlo, una válvula integrada en la base del fuelle permitía expulsar el aire almacenado. No te pierdas el vídeo de MotorWeek para verlo en acción (minuto 2:05).

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.