La publicidad de automóviles debe evocar todas las sensaciones que es capaz de transmitir un coche para que el espectador sienta esa necesidad irrefrenable de comprarlo. Sin embargo, en los últimos años han surgido normativas cada vez más estrictas que dictan lo que debe y no debe mostrar un anuncio. Y parece que este anuncio de Land Rover que acaban de prohibir por contener escenas peligrosas no cumple con estas normas.

El anuncio en cuestión está destinado al mercado del Reino Unido, pero las normas de publicidad del país británico lo han acabado noqueando. El spot comienza con unos Land Rover Defender (prueba) bajando de un barco, conduciendo a través de una ciudad y recorriendo el desierto. Sin embargo, es la escena del final la que ha provocado el veto, donde podemos ver a los Defender aparcando en el borde de un acantilado tras una maniobra marcha atrás en la que los sensores emiten un pitido alertando al conductor de que se detenga.

Prohibido este anuncio de Land Rover por contener escenas peligrosas

prohiben anuncio land rover escenas peligrosas

Se presentaron algunas quejas a la Autoridad de Normas Publicitarias (ASA, son sus siglas en inglés) del Reino Unido. En ellas se denunciaba que el vídeo presentaba un contenido peligroso y engañoso. La preocupación es que los sensores de aparcamiento de los vehículos modernos no pueden detectar espacios vacíos o, como en este caso, el borde de un acantilado. Los sensores solo detectan obstáculos, por lo que, si un conductor pusiera en práctica lo que se ve en el vídeo, correría el riesgo de caer por el precipicio, ya que no recibiría ningún tipo de alerta acústica por parte del coche.

Piden a la UE que prohíba los anuncios de combustibles y coches contaminantes

Jaguar Land Rover respondió a las quejas explicando que en el anuncio “mostraban claramente que estaban dando marcha a tras hacia una roca”, según recoge The Drive. Sin embargo, la ASA considera que “los sensores de aparcamiento del coche reaccionaron a los objetos detrás del vehículo, en lugar de a un espacio vacío como una caída, y las rocas no eran lo suficientemente prominentes como para contrarrestar esa interpretación, concluimos que los anuncios representaban engañosamente la función del sensor de aparcamiento”.

La compañía se ha mostrado “muy decepcionada” con esta decisión. A pesar de ello, Jaguar Land Rover señaló que “por supuesto, cumpliremos con su decisión, que se basó en solo dos quejas”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.