El Ferrari Breadvan es una de las mayores rarezas de la historia de Ferrari, un espectacular one-off que está valorado en 30 millones de dólares. A pesar de su valor, ha participado en el Le Mans Classic 2022 y los resultados no podrían haber sido peores: ha sufrido un accidente que ha causado daños importantes.

A pesar de todas las cámaras que estaban grabando la prueba, no hay imágenes claras de qué es lo que ocurrió, con el metraje disponible mostrando solo los resultados inmediatos del choque, en el que no se vio envuelto ningún otro vehículo que ni fuera el Ferrari.

Niels van Roij trabaja en la reinterpretación moderna del Ferrari 250 GT Breadvan

En el vídeo se aprecia como el Breadvan muestra daños importantes en todo su lateral derecho, pero por suerte al menos el piloto no sufrió lesiones y pudo salir por su propio pie del vehículo:

Según apuntan los comentaristas, lo más probable es que el coche perdiera el control saliendo la curva anterior, porque se puede ver como el paragolpes ya está afectado por un choque previo, presumiblemente con la barrera de neumáticos que está desplazada, y luego empieza a deslizar hacia atrás hasta que se produce un según impacto con la parte trasera.

Es difícil discernir si el accidente habrá afectado a componentes mecánicos o al chasis, pero sí es seguro que al menos por carrocería, restaurarlo va a suponer un desembolso de dinero importante.

Recordemos que el Ferrari Breadvan es un modelo único que nació por la negativa de Enzo Ferrari a vender un 250 GTO al Conde Giovanni Volpi. Éste, en lugar de dejarlo estar, adquirió un 250 GT SWB, que modificó considerablemente para crear una carrocería muy aerodinámica y además le instaló un motor V12 más potente.

El resultado fue un modelo mucho más rápido que los GTO, algo que demostró en Le Mans 1962, donde consiguió ir séptimo en la general hasta que un problema al romperse el eje de la transmisión hizo que tuviera que abandonar.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.