Paris Hilton es una celebritie con un largo currículum profesional. La bisnieta de Conrad Hilton es socialité, empresaria, modelo, actriz, cantante, diseñadora y DJ, y, como podrás imaginar, cuenta con un enorme patrimonio abalado por la fortuna familiar de los Hilton. Esto le ha permitido poseer todo tipo de vehículos, incluyendo extravagancias como un Bentley rosa que perdió en una partida de póquer en 2015. Hoy descubrimos a través de este vídeo los elevados costes de mantenimiento del ex Mercedes SLR McLaren de Paris Hilton.

Los 10 coches con el mantenimiento más barato

El superdeportivo perteneció originalmente a Paris, un ejemplar de 2006 que adquirió nuevo por la friolera de 463.000 dólares (380.000 euros). Recientemente, el SLR McLaren ha sido subastado por solo 180.000 dólares (148.000 euros), a pesar de su historial y los 33.800 kilómetros recorridos. Además de la gran devaluación que ha sufrido el vehículo, el nuevo propietario se ha tenido que enfrentar a una enorme factura de mantenimiento para ponerlo al día.

Los elevados costes de mantenimiento del ex Mercedes SLR McLaren de Paris Hilton

La factura comienza con el conocido ‘Mantenimiento A’ de Mercedes-Benz, que tiene un coste (todos los precios corresponden a servicio oficial en Estados Unidos) de 1.732 euros. A esto debemos sumar los 1.826 euros de una nueva bomba de dirección asistida, 5.158 euros de una cremallera de dirección y los 1.562 euros de una llanta original Mercedes comprada de segunda mano para reemplazar una unidad doblada.

Pero aquí no terminan los elevados costes de mantenimiento del ex Mercedes SLR McLaren de Paris Hilton. En el vídeo (en inglés) del canal de YouTube Hoovies Garage, también se muestran otras tareas de mantenimiento. Se incluye, por ejemplo, unas baterías originales por 1.110 euros y unos nuevos puntales para las puertas por 2.050 euros cada uno. Los soportes de la línea de freno (1.110 euros), los nuevos sensores de presión de neumáticos (1.398 euros) y los conductos de refrigeración de las pinzas de freno (1.028 euros) también fueron trabajos realizados en el superdeportivo alemán.

También se incluyeron algunas reparaciones más “económicas”. Se reemplazaron los limpiaparabrisas por 86 euros y una boquilla de lavado del parabrisas por 411 euros. Incluso la correa que evita que se pierda el tapón del depósito de gasolina cuesta 82 euros. Algunos recambios adicionales sumaron otros 876 euros a la extensa factura.

En total, el nuevo propietario tuvo que hacer frente a una factura de mantenimiento de 28.565 euros una vez incluidos los impuestos. Y esto sin tener en cuenta que tarde o temprano tendrá que cambiar los discos de freno, componentes valorados en más de 16.000 euros. Tan solo las pastillas de freno cuestan aproximadamente 2.500 euros… No te pierdas el vídeo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.