Hong Kong es una de las ciudades más caras del mundo y aparece regularmente entre las que tienen el precio del metro cuadrado más disparado. Con más de un millón de habitantes y mucha riqueza concentrados en una pequeña isla montañosa, no es de extrañar. Pero la última noticia inmobiliaria en salir de allí es casi dolorosa. Se ha vendido una sola (una) plaza de garaje por más de un millón de euros. Ha sido en un exclusivo complejo residencial llamado Mount Nicholson (en la foto), cerca de la cima de una colina con vistas a la metrópoli, donde se encuentran los pisos más caros de Asia, según la BBC.

En concreto, estamos hablando de 10,2 millones de dólares hongkoneses por la plaza, lo que al cambio actual son 1,08 millones de euros. Y aunque los promotores de la urbanización no han querido comentar el estratosférico precio, la BBC pone en contexto la información con otro dato: uno de sus lujosos apartamentos se alquilaba en mayo por 172.000 euros al mes. Lo que quiere decir más de dos millones de euros al año. Por un alquiler.

5.312 euros por seis horas de aparcamiento

No conocemos qué tipo de coche guardará aquí su propietario, pero sí que ha de ser algo bastante espectacular para que el valor del continente no sea mayor que el del contenido. Incluso muchos hiperdeportivos se quedarían cortos ante una plaza de garaje por más de un millón de euros. Si tiene un Aston Martin V12 Speedster, por ejemplo, aún habrá gastado 200.000 euros más en el rectángulo de asfalto para aparcarlo que en él. Y un McLaren Senna estaría casi empatado.

Lo que sí sabemos es que estos precios desorbitados tienen una explicación: la especulación. En 2012, el medio financiero Bloomberg ya informaba de que las plazas de parking en Hong Kong se estaban disparando después de que el gobierno autónomo pusiera coto la especulación residencial. Y es que los multimillonarios pronto habían encontrado esta otra manera de invertir en suelo. Ya entonces el valor de la plaza de garaje media (no en promociones de lujo) se encontraba en unos 67.000 euros.

La operación es una de las más caras (si no la más) que se conocen, superando a otras que saltaron a los medios con anterioridad. Por ejemplo, en 2012 salió a la venta una plaza en un ultraexclusivo edificio de Manhattan por un millón de dólares, algo más de 800.000 euros. Y en 2017 se vendió un ‘pack’ de tres en Londres por 465.000 euros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.