Si hay un personaje que se ha hecho más famoso que algunos programas de televisión a lo largo de los años es, sin lugar a dudas, The Stig. Este nombre siempre hace referencia al misterioso piloto del emblemático programa Top Gear, quien tiene la tarea de no solo llevar a los límites a los coches que prueba, sino también de realizar maniobras de lo más variopintas.

Chris Harris se compra un BMW M2 CS

En esta ocasión, The Stig se ha puesto a los mandos del BMW M2 CS (prueba), la variante más deportiva y prestacional del BMW M2. Y es que si el deportivo de BMW ya era bueno en sus versiones más “comedidas”, ahora lo es aún más con este escalafón final que ha hecho que el piloto de Top Gear se lo pase en grande -o eso creemos-.

The Stig derrapa como nunca con el BMW M2 CS

Y es que no es para menos que The Stig haya decidido disfrutar así del BMW M2 CS, un vehículo concebido para arrebatar sonrisas. Para ello, los ingenieros de la casa bávara se han cerciorado de ofrecer una fórmula propensa a ello, mezclando un bajo peso con un motor de seis cilindros en línea y propulsión. ¿Se puede pedir más?

BMW M2 CS: a dieta y con 450 CV

En las entrañas del M2 CS se esconde lo dicho, un seis en línea sobrealimentado por turbo extraído directamente del anterior BMW M4 y capacitado para ofrecer 450 CV y 550 Nm de par, cifras que permiten que el 0 a 100 ocurra en tan solo 4,2 segundos y la velocidad máxima se posicione en 280 km/h.

Si a esto le sumamos una pista cerrada y la posibilidad de desconectar el control de tracción nos encontramos con lo que nos ofrece este vídeo: un resultado explosivo. De esta manera, el misterioso The Stig nos deleita con un drift perfecto y armonioso. Disfruten.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.