De la misma manera que no es lo mismo ver que coches hay aparcados fuera de los chalet de la parte rica de una ciudad y los que se encuentran en los barrios más humildes, tampoco vamos a encontrar los mismos modelos en un desguace “estándar” que en el depósito de coches de lujo abandonados y accidentados de Dubái. Siempre hay niveles y niveles, y el de los automóviles destrozados no es un ámbito que sea una excepción.

El Tesla Cybertruck se unirá al cuerpo de Policía de Dubái

La conocida youtuber Supercar Blondie se pasó por uno de los depósitos de la ciudad y, como es lógico dado el nivel adquisitivo de aquellos que viven allí, es un auténtico espectáculo porque está lleno de ejemplares de Ferrari, Lamborghini, Bentley, AMG, etc:

Lo cierto es que es inevitable rechinar los dientes al ver vehículos de lujo y deportivos que no son precisamente baratos, en tal estado: un Rolls-Royce Wraith con el frontal destrozado, la rueda derecha delantera casi arrancada y el techo hundido; un Mercedes AMG GTS con la rueda descolgada del eje, un humilde CLA (para lo que se estila en el desguace) al que debieron embestir por el lateral derecho, un Clase G AMG G63 con el techo chafado suponemos que tras dar alguna que otra vuelta de campana…

Sin embargo, también hay otros tantos modelos que no presentan, aparentemente, ningún tipo de accidente y que simplemente están ahí cogiendo polvo, como es el caso del Ferrari California T del principio del vídeo o del Lamborghini Huracán, suponemos que serían confiscados en su día y ahora solo esperan a que alguien aproveche una de las subastas que se realizan, en las que se pueden adquirir a un precio mucho más económico de lo normal, para devolverles a la vida.

Turista acumula 40.000 euros en multas de velocidad en Dubái

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.