Nueva York es una de las ciudades más ajetreadas del mundo, viandantes y coches recorren sus calles prácticamente a todas horas, transmitiendo una sensación de bullicio que puede agobiar a quienes no sean muy amigos de las multitudes. Sin embargo, la pandemia del coronavirus ha conseguido algo realmente inusual: que se pueda conducir por las calles vacías de Nueva York.

La Agencia Espacial Europea muestra cómo el coronavirus reduce la contaminación

Han sido los compañeros de Shifting Lanes los que han podido capturar a la ciudad que nunca duerme en una forma en la que no estamos acostumbrados a verlas:

A pesar de ello, es lógico ver así de vacías las calles ya que el estado de Nueva York se ha convertido en el epicentro de contagio del COVID-19 en Estados Unidos. Ya se contabilizan 21.689 casos confirmados de los cuales 13.119 han tenido lugar en la ciudad de Nueva York propiamente dicha. Son cifras enormes, pero no extraña que sean tan elevadas si se tiene en cuenta la concentración de población que hay en el lugar, la cantidad de gente que viaja en transporte público, etc.

Esto ha llevado a un estado de cuarentena similar al que tenemos en España, lo que ha dado como resultado unas calles desiertas en prácticamente todos los lugares icónicos de la urbe: Times Square, Central Park, el 9/11 Memorial, One World Trade Center o el túnel Lincoln, en el que el conductor se permite “apretarle” un poco al Hyundai Veloster N que conduce, que para eso está.

Geely asegura que sus coches protegen a los pasajeros del coronavirus

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.