A menudo, vemos circulando por internet algunos vídeos de coches sometidos a bancos de potencia, en donde intentan extraer todo el potencial de la mecánica o comprobar si, con el paso de los años, han perdido caballos. En esta ocasión, el canal Cannonball Garage ha realizado una prueba muy especial, con uno de los coches más espectaculares que se han fabricado jamás: el Bugatti Chiron contra un banco de potencia, ¿cuántos caballos dará realmente?

Vídeo: así suena el arranque en frío del Bugatti Chiron Super Sport 300+

El Bugatti Chiron (prueba) es la definición misma del exceso, con su motor W16 de 8.0 litros y cuatro turbocompresores que entrega 1.500 CV y 1.600 Nm de par, capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en poco más de dos segundos y llegar hasta los 420 km/h, y con un precio base de casi 2,7 millones de euros. Una obra de arte de la ingeniería que los chicos de Cannonball Garage han querido poner a prueba para comprobar si las especificaciones ofrecidas por Bugatti se corresponden con la realidad.

El Bugatti Chiron contra un banco de potencia

Para empezar, uno de los primeros desafíos que tuvo que superar el equipo fue introducir el coche en el banco de potencia, debido a la anchura. Es un hiperdeportivo que supera los dos metros de ancho. Otro detalle que demostraba que el Chiron no es un coche normal es la parte inferior, diseñada para mejorar la aerodinámica y que dificultaba la entrada en el banco.

Los resultados de la prueba fueron sorprendentes. El Chiron declaró una potencia de 1.388 CV y un par de 1.576,83 Nm. Cabe subrayar que datos los consiguió utilizando gasolina de 93 octanos. Registros aparte, lo que resulta llamativo es que un coche tan rápido y especial como este no haya sido puesto en un banco de potencia antes.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.