Dependiendo del fabricante, lo más recomendable es realizar un cambio de aceite al motor de tu coche en intervalos de 10.000 a 20.000 kilómetros, o anualmente. Prolongar más tiempo y kilometraje este mantenimiento básico implica comprometer la integridad del propulsor y jugar a la ruleta rusa con una posible y costosa avería mecánica. Para convencerte de que hagas el cambio de aceite a tu coche, te dejo un vídeo en el que puedes ver cómo le afecta a tu motor si no cambias el lubricante básico en 100.000 kilómetros.

El vídeo (en inglés) se ha publicado en el canal de YouTube I Do Cars y nos muestra el desmontaje de un propulsor VR30DDTT de Nissan/Infiniti. Esta unidad en particular proviene de un Infiniti Q50 de 2016, un bloque V6 biturbo de 3.0 litros con doble árbol de levas por bancada que, originalmente, ofrecía unos 300 CV de potencia. Aunque en este estado sería interesante saber cuántos de esos 300 CV sigue entregando.

Así puede afectarle a tu motor si no cambias el aceite en 100.000 km

motor cambias aceite 100.000 km
I Do Cars (YouTube)

El motor llegó al taller para que fuera desmontado, ya que funcionaba mal y arrojaba códigos de error del sensor de levas. A simple vista, el motor parece estar en perfectas condiciones tras haber recorrido 100.000 kilómetros. Sin embargo, al abrir las tapas de válvulas se descubre el misterio. El aceite se ha convertido en una especie de lodo oscuro que recubre todos los componentes internos del motor.

Vídeo: cómo queda el aceite del motor si no lo cambias en 100.000 km

Como era de esperar, el cárter está lleno de este fango casi sólido. En el desmontaje, el anfitrión descubre dos resortes alojados en el colector de aceite y una cadena de distribución rota. También hay pernos ocultos bajo lo que un día fue aceite de motor y un engranaje de leva que se ha roto, así como impactos de las válvulas en un pistón y levas pegajosas.

Esta situación deriva, concretamente, de una conducta negligente por parte del propietario, ya que no ha realizado los cambios de aceite periódicos. Con el tiempo y el uso, el aceite va perdiendo propiedades convirtiéndose en una especie de sustancia gelatinosa. Se obstruyen canales de aceite, reducen la presión en el motor, provoca desgastes en los componentes internos y deja todo cubierto de una sustancia difícil de retirar.

No te pierdas el vídeo por este recorrido por la peor pesadilla de cualquier mecánico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.