Cuando eres propietario de una gran fortuna, no hay nada que ponga freno a tus objetivos. Esta es la historia de un hombre de negocios exitoso que amasó una enorme fortuna, y que, tras su paso por la Fórmula 1, decidió adquirir un coche de calle basado en un vehículo de carreras ganador de la carrera de 24 horas más prestigiosa del mundo. Ahora, el Porsche 935 Kremer K3 Le Mans de 1979 de Walter Wolf está a la venta de la mano de Mechatronik.

La historia del Porsche 911: generaciones y versiones especiales

Walter Wolf nació en Graz, Austria, en 1939 y emigró a Canadá en 1958. Comenzó su andadura deportiva como miembro del equipo de esquí olímpico canadiense y participó en los Juegos Olímpicos de Invierno de Innsbruck, Austria, en 1964. Pero esto no era suficiente para hacerse rico, por lo que emprendió una serie de negocios en la construcción que, más tarde y aprovechando la Crisis del Petróleo de principios de los 70, evolucionó para llegar a suministrar equipos de prospección petrolífera a diferentes empresas.

Venta Porsche 935 Kremer K3 Le Mans 1979 Walter Wolf

El sueño de la Fórmula 1

Una vez obtuvo los fondos necesarios, Wolf continuó asistiendo a diferentes carreras de Fórmula 1 cada año hasta que en 1976 llegó su oportunidad de adquirir el 60% de Frank Williams Racing Cars, así como los activos de Hesketh Racing. Su equipo, con Jacky Ickx y Michel Leclere tuvo éxito en 1977, cuando terminó en segundo lugar en el Campeonato del Mundo tras Niki Lauda y lograr un 4º puesto en el Campeonato de Constructores.

Este éxito no se mantuvo en 1978, por lo que un año más tarde, Walter vendió el equipo a Emerson Fittipaldi. Decidió entonces que era el momento de adquirir un nuevo coche tras ser propietario de un Lamborghini Countach LP400 S. Buscaba algo más rápido y especial, por lo que fijó su objetivo en un Porsche 935 ganador de las 24 Horas de Le Mans de 1979 con Klaus Ludwig al volante, mientras que el segundo puesto en esa edición de la famosa carrera también recayó sobre otro 935 pilotado por Rolf Stommelen, del equipo dirigido por Paul Newman.

Venta Porsche 935 Kremer K3 Le Mans 1979 Walter Wolf

Wolf quería convertir el Porsche 935 Kremer K3 Le Mans en un coche de calle legal. Tras convencer a Porsche para que le vendiera un ejemplar Evolution de este modelo, Kremer Racing, en colaboración con Ekkehard Zimmerman, aceptaron crear un coche genuino para Wolf con las especificaciones del coche ganador de las 24 Horas de Le Mans. En un 98% idéntico, según Kremer, el único cambio era su adaptación para ser utilizado en la calle.

A la venta el Porsche 935 Kremer K3 Le Mans de Walter Wolf

Equipaba el mismo motor bóxer de seis cilindros biturbo de 2.85 litros que ofrecía 740 CV de potencia a 8.000 rpm. Se asociaba a una transmisión 930/30 de cuatro velocidades. La carrocería disponía de paneles de Kevlar del modelo K3 original, a los que le sumaron faros e intermitentes. Los neumáticos fueron fabricados a mano por Goodyear y equipados en llantas originales BBS. Se instaló un velocímetro y cuentarrevoluciones, un sistema de escape a medida, suspensión Bilstein, la carrocería se elevó 10 cm, asientos Recaro del Porsche 911 930 Turbo, un interior revestido de cuero azul y un sistema de aire acondicionado.

Venta Porsche 935 Kremer K3 Le Mans 1979 Walter Wolf

Antes de ser entregado a Wolf, el Porsche 935 Kremer K3 Le Mans fue probado a fondo en la Autobahn, donde registró 338 km/h de velocidad máxima. El vehículo fue registrado en 1980 en Alberta, Canadá, y estuvo en posesión del magnate del petróleo hasta 1987. El coche estuvo en un museo hasta 2013, cuando fue adquirido por CARTIQUE GmbH, por lo que tan solo ha recorrido 10.124 kilómetros en casi cuatro décadas y se encuentra actualmente a la venta por un precio que solo será comunicado a las personas especialmente interesadas.

Fuente: CARTIQUE by Mechatronik

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.