Sale a la venta un Dodge Viper modificado por McLaren, un ejemplar único en el mundo que fue presentado en el Salón de Detroit de 2006. Los orígenes del icónico superdeportivo estadounidense están ligados a una marca europea, concretamente a Lamborghini, que fue la compañía encargada del desarrollo del colosal motor 8.0 V10 de la primera generación del Viper. Una motorización que, aunque evolucionada, continuó usándose hasta que finalmente dejaron de fabricar el Dodge Viper en 2017.

PRUEBA: Dodge Viper SRT ACR 2016

Ahora bien, podría parecer que el protagonista de esta noticia tiene relación con otra firma del viejo continente, pues el titular deja bien claro que se trata de un Dodge Viper modificado por McLaren. Y aunque sí que tiene que ver con la McLaren que todos conocemos, pues McLaren Engines es una firma de ingeniería estadounidense con base en el estado de Michigan que fue establecida por Bruce McLaren para participar en las series Can-Am e Indy, ahora esta está integrada dentro del grupo Linmar y no guarda relación con la compañía de Woking más allá de su origen o el nombre.

A McLaren Engines encargaron que potenciara el motor 8.3 V10, que en origen desarrollaba nada menos que 510 CV de potencia. Los artífices de ese pedido fueron los chicos de American Specialty Cars (ASC), que obsesionados con mejorar la relación entre peso y potencia del Viper, crearon un ejemplar único denominado oficialmente como ASC Diamondback Viper.

Pero ASC acabó declarándose en banca rota un año después del debut del protagonista de la noticia. La única unidad producida de aquel interesante proyecto permaneció a buen recaudo y ahora ha salido a la venta en busca de un nuevo propietario.

ASC introdujo paneles de la carrocería fabricados con fibra de carbono, lo que permitió rebajar el peso del coche en unos 38 kg. Al mismo tiempo, McLaren Performance Technologies modifico el sistema de admisión del motor al estilo de los Can-Am de McLaren de la década de los 60, lo que junto con otros cambios, permitió elevar la potencia de los 510 CV originales hasta los 615 CV. Así, consiguieron mejorar las prestaciones sustancialmente, rebajando el paso de 0 a 60 millas por hora de 4 a 3,5 segundos.

Para crear este Diamondback Viper, ASC desembolsó alrededor de 750.000 dólares. Ahora, 12 años después de su presentación y con tan solo 120 km en el marcador, este coche podría ser tuyo por 295.000 dólares, tal y como puedes comprobar en el anuncio de venta original.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.